Actualizado
sábado, 10 diciembre 2016
17:40
h
URGENTE

Un debut accidentado

El jugador del Real Jaén David Ordóñez debutó contra el Lorca y sufrió rotura de pómulo de un golpe
  • LESIÓN. David Ordóñez, con un apósito en la herida del pómulo.
    LESIÓN. David Ordóñez, con un apósito en la herida del pómulo.

Su relación con el Real Jaén es, como se suele decir, desde la cuna, ya que su padre, David Ordóñez (senior) fue titular del primer equipo a finales de los años 80. Toda la ilusión de David Ordóñez era debutar como titular y su sueño se cumplió el pasado domingo, en el estadio de La Victoria, en un partido contra el Lorca que terminó en tablas, 0-0. David Ordóñez se entregó a fondo y se llevó su primera herida de guerra en el Real Jaén, la rotura de un pómulo de la cara.

Ser titular del primer equipo era una emoción tan fuerte que superaba al dolor: “He trabajado mucho para conseguirlo y para mí ha sido lograr un objetivo que he tenido desde siempre”.

Respecto al golpe que le dieron en el pómulo el jugador manifiesta: “Si fue un partido muy ‘accidentado’ para mí, porque no solo fue lo del golpe en el pómulo, sino que también se me rompió la bota y para poder continuar jugando tuvo que prestarme las suyas un compañero que calzaba mi mismo número. Me las puso y pude continuar jugando. La mía se había ido por abajo entera. Eran unas botas que ya habían tenido mucha tralla. Son de piel y por abajo ya estaban un poco desgastadas. Tuvieron que romperse precisamente durante el partido”.

El jugador del Real Jaén dice que atraviesa un buen momento de forma: “Llevaba tiempo trabajando fuerte y me sentía muy bien. El míster tuvo la confianza de ponerme de titular y yo intente aprovecharla. Estoy muy bien en el aspecto anímico y solo quiero seguir trabajando. Le agradezco al míster su voto de confianza y espero seguir”.

David Ordóñez reconoce que cuando salió al terreno de juego, los nervios del debutante estaban presentes: “Estaba un poco nervioso al principio, pero luego me dio un poco de rabia. Pero todo lo vi muy bien. En el equipo nos trasmitíamos uno al otro fuerza y coraje. Mis sensaciones del encuentro fueron muy buenas”. Respecto al empate con el Lorca, que ocupa el séptimo lugar de la tabla y le valió un punto a la sequía que arrastraba el Real Jaén, David Ordóñez considera que no fue del todo un mal resultado: “Todos sabíamos que el Lorca venía de ganar al Marbella, que está el primero de la clasificación, y al Cartagena, que va tercero. Sabíamos que era un equipo serio y fuerte y nosotros salimos con una actitud muy buena. La suerte no nos sonrió. Jugamos con dos menos y eso nos restó opciones de ataque, al tener que defender. Las sensaciones que tuve son muy buenas, porque el equipo lo dio todo”.

David Ordóñez asegura que el vestuario está unido y con ilusión y está convencido que si se sigue la línea actual “muy pronto empezaremos a conseguir victorias”.

El Melilla quiere resarcirse de la derrota en Marbella
idcon=12450601;order=10

La UD Melilla es el rival del Real Jaén en el encuentro que se celebrará, el próximo domingo, a las 12:00 horas, en el estadio Álvarez Claro de la ciudad autónoma. El equipo melillense ocupa el quinto puesto de la tabla, diez más arriba del Real Jaén. La Unión Deportiva Melilla perdió por 1-0 en su anterior encuentro con el Marbella que encabeza la clasificación. Los ánimos de sus jugadores, en un principio caldeados por la cuestionada derrota ante el Marbella, poco a poco se transformaron en intensidad y ganas de resarcirse este próximo fin de semana en casa, precisamente con el Real Jaén.