Actualizado
martes, 25 septiembre 2018
13:52
h
URGENTE

Un camino histórico

El villanovense Alfredo Fernández completa la ruta desde Masanasa hasta Villanueva del Arzobispo
Ver comentarios
|
02/08/2018
  • TRADICIÓN. Alfredo Fernández, el tercero por la izquierda, junto con sus compañeros de ruta y su hijo, el primero por la izquierda.
    TRADICIÓN. Alfredo Fernández, el tercero por la izquierda, junto con sus compañeros de ruta y su hijo, el primero por la izquierda.

El villanovense, Alfredo Fernández Sánchez, junto con su hijo Francisco y varios compañeros más, hicieron en bicicleta el trayecto que hay entre el municipio valenciano de Masanasa y Villanueva del Arzobispo. Hay unos 374 kilómetros. Alfredo Fernández, de cincuenta y ocho años de edad, lleva fuera de Villanueva del Arzobispo, su municipio natal en torno a cuatro décadas, aunque su relación con los vecinos que lo vieron nacer no se pierde ya que lo visita con frecuencia. Ahora, el próximo mes de agosto, estará unos días de descanso y vacaciones junto con su familia y amigos. Alfredo Fernández no era la primera vez que hacía este recorrido, pues ya, con esta, han sido seis las veces que lo ha hecho. Cierto es que esta última ocasión tenía algo especial ya que su hijo Francisco, junto con varios de sus compañeros de fatigas del equipo ciclista al que pertenece allí, la Unión Ciclista Castellar, le quisieron acompañar en esta ocasión. Nombres como José Fabra, Juan Nieto y Antonio del Prado fueron los que competieron sudor en dicha aventura. En esta ocasión emplearon unas doce horas, más las paradas pertinentes que hicieron para llevar a cabo el almuerzo y la comida.

En esta última hazaña, Alfredo Fernández señala que la hizo por decisión de su hijo Francisco, que se marcó ese reto y lo superó con creces por lo que para él es una gran satisfacción. “Además de con mi hijo, hacer el trayecto con mis compañeros me da mucha alegría”, dice.

Durante las doce horas que estuvieron montados sobre la bicicleta, Alfredo asevera que lo peor fue el viento en la zona de Albacete, ya que se hizo un poco duro, a lo que se le suma el calor de las 16:00 horas. Alfredo Fernández, escayolista de profesión, además de su pasión por el mundo de la bicicleta, tiene otras aficiones deportivas como el fútbol, ya que incluso antes de partir a tierras valencianas vistió la elástica del CD Villanueva. El atletismo es otra de sus pasiones. A este deportista nato, poco parece resistírsele, ya que asegura que cada año le gusta marcarse un reto nuevo. Este deportista villanovense es un ejemplo a seguir. Aunque resida desde hace cuarenta años en la comunidad valenciana, no olvida sus raíces ni sus paisanos. Es una persona modesta donde las haya, pero con un gran corazón de deportista desde la cuna.