Actualizado
domingo, 25 febrero 2018
12:49
h
URGENTE

Preparado para levantarse

Arellano se centra en el partido de Loja y destaca el ambiente en el Real Jaén
  • PARADA. Luis Arellano sujeta el balón en los últimos minutos del partido jugado ante el Ciudad de Torredonjimeno.
    PARADA. Luis Arellano sujeta el balón en los últimos minutos del partido jugado ante el Ciudad de Torredonjimeno.

La seguridad que transmite en la meta cuando afronta los partidos con la camiseta de Jaén la acredita en sus declaraciones. Es metódico, profesional, ambicioso y sabe que el camino que falta para acabar la competición estará marcado por obstáculos. Esas aristas las pondrán los duros rivales a los que se tiene que enfrentar el Real Jaén. Luis Eduardo Arellano Moreno mantiene un discurso esperanzador, porque sabe el trabajo que realiza en cada sesión de entrenamiento el colectivo que prepara Salva Ballesta. El hispanovenezolano fue uno de los primeros futbolistas que utilizaron las redes sociales para ofrecer un mensaje de esperanza, después de la derrota sufrida en Torremolinos por un tanto a cero. El resultado negativo motivo el punto final a catorce compromisos consecutivos sin conocer la derrota, con un balance de once victorias y tres empates. Toca levantarse y preparar el difícil partido en el Estadio Medina Lauxa de Loja, el domingo a las 12:30 horas. Luis Arellano muestra su esperanza por obtener una victoria, aunque reconoce la calidad del conjunto que entrena Diego Delgado. “El partido de Torremolinos tenemos que olvidarlo, porque algún día había que perder. Se ha pasado página y se ha hecho la lógica autocrítica, pero ya solo pensamos en la cita del domingo. El Loja cuenta con un bloque sólido y la derrota en Antequera puso punto y final a una racha de seis victorias consecutivas. Estamos animados y conscientes de que habrá que esforzarse al máximo para sumar los tres puntos”, asegura el guardameta del Real Jaén. Arellano es una persona que recurre a la reflexión y que solo vive el momento actual. “Ahora mismo solo pensamos en el Loja, porque hay que centrarse en el compromiso semanal que debemos disputar. Una vez que se supere será el momento de pensar en el partido con el Atlético Malagueño y después con el Linares Deportivo, porque no queda más remedio”, comenta Luis Arellano, que fue el primer jugador con el que el Real Jaén alcanzó un acuerdo con la llegada de Rubén Andrés a la dirección deportiva. Se firmó en plena Feria de San Lucas, pero al militar en un club canario se presentó una semana después junto con el malagueño Juan Carlos. El portero, el segundo venezolano que tiene el Real Jaén tras Dani Hernández, fichó hasta final de temporada, aunque su contrato contempla una cláusula en la que renovará de forma automática en caso de que el cuadro que dirige Salva Ballesta logre el ascenso al grupo cuarto de Segunda B. “Ese fue el acuerdo al que llegué cuando el Real Jaén me fichó, pero ahora solo estoy centrado en ganar al Loja y dar otro paso para disputar las eliminatorias a la categoría superior. Estoy contento en el club y la ciudad, porque el trato recibido es excelente en todos los ámbitos”, se alegra Luis Arellano. El guardameta, hasta el momento, ha disputado 12 partidos con el Real Jaén y ha encajado 6 goles en los 1.080 minutos que ha estado en el terreno de juego, todos ellos lejos del Estadio de La Victoria. Los colegiados le han mostrado dos cartulinas amarillas. Debutó con un triunfo ante el CD Rincón de La Victoria por cuatro a cero. Cedió su puesto a Emilio Muñoz en tres de los compromisos que se celebraron en casa, contra el San Pedro (1-0), el Atarfe (2-1) y el Melistar (6-0). Arellano también ha entrado de lleno en las rotaciones del cuadro técnico, aunque a domicilio ha participado en todos los compromisos desde su llegada. El meta destaca el buen ambiente y la competitividad que existe en una plantilla integrada, finalmente, por 22 futbolistas.

Novedad en el entrenamiento
idcon=13173162;order=10

La novedad en la sesión preparatoria del conjunto jiennense estuvo en la presencia de Iván Koné, futbolista de Costa de Marfil. El jugador participó en la sesión de trabajo con la plantilla y estará una semana en la capital para conocer y vivir de cerca el método de trabajo de Salva Ballesta. Se ejercitó como si fuera uno más en el regreso a la actividad del equipo, pero no se encuentra a prueba con el conjunto blanco, como destacaron desde la dirección deportiva y el departamento de prensa. Esta iniciativa ya la ha repetido el futbolista costamarfileño en varios equipos del fútbol español como el Real Racing Club y la AD Alcorcón, aunque en sus respectivos equipos filiales. El jugador está agradecido por el gesto del Real Jaén.