Actualizado
sábado, 16 diciembre 2017
22:11
h
URGENTE

La FAB se pone a punto

La Federación Andaluza de Bolos analiza su situación actual en la Asamblea General de Cazorla
Ver comentarios
|
02/12/2017
  • FOTO DE FAMILIA. Asambleístas y directivos junto al Ayuntamiento de Cazorla tras la asamblea.
    FOTO DE FAMILIA. Asambleístas y directivos junto al Ayuntamiento de Cazorla tras la asamblea.

El salón de plenos del Ayuntamiento de Cazorla acogió a los asambleístas, procedentes de varios puntos de Andalucía, para este encuentro de “puesta a punto” de la Federación Andaluza de Bolos (FAB). La asamblea sirvió para poner al día del estado actual de la federación, así como aprobar una serie de documentos administrativos necesarios para la justificación de la subvención que la Junta de Andalucía ha designado para que la entidad pueda desempañar las funciones delegadas. Dicha encomienda es imprescindible para que los objetivos deportivos y administrativos se cumplan. También era importante la aprobación de la solicitud de un crédito puente a la Caja Rural de Jaén, que colabora con la entidad, que permita pagar a los acreedores en tanto no se haga efectivo el ingreso de la encomienda.

El presidente, José Miguel Nieto, expuso el informe anual de situación y balance en la gestión administrativa y deportiva de la FAB. En el mismo, repasó las reuniones mantenidas desde la última asamblea, tanto técnicas como políticas, en diferentes administraciones e instituciones, para pasar, mediante cifras y datos estadísticos, a la situación económica y social de la FAB, ámbito en el que confesó sentirse más cómodo.

Destacó que desde 2012, año en que la entidad estuvo a punto de desaparecer por quiebra económica, el presupuesto ha pasado de 22.000 euros a los 77.000 actuales, experimentando un incremento de un 350% en sólo un lustro. Eso ha sido posible a la mejora de los cauces de financiación propia y al aumento de los ingresos públicos experimentado en los últimos años. “Gracias al aumento de la masa social de la entidad su economía ha crecido. En cinco años se ha triplicado el número de licencias deportivas, pasando de las 450 de 2012 a las 1300 registradas este año, siendo este aumento consecuencia del esfuerzo y del trabajo de las delegaciones, clubes y deportistas, representados en esta asamblea”, manifestó Nieto.

Disponer de más recursos permitió completar el programa deportivo oficial, añadiendo pruebas y categorías al calendario federativo que antes no eran posible afrontar por falta de afiliaciones. En 2013 se disputaron un total de treinta y cuatro pruebas deportivas entre las cuatro especialidades adscritas a la FAB, cifra que sube año tras año.