Actualizado
domingo, 18 noviembre 2018
17:40
h
URGENTE

El Valencia endereza su rumbo a octavos

Ver comentarios
|
07/11/2018
  • Santi Mina celebra el segundo tanto ante el Young Boys.
    Santi Mina celebra el segundo tanto ante el Young Boys.

El Valencia se impuso (3-1) este miércoles al Young Boys en la cuarta jornada de la Liga de Campeones celebrada en Mestalla dentro del Grupo H, gracias a la soberbia actuación de Santi Mina --autor de un doblete-- y Carlos Soler, como asistente y goleador, que permite a los ‘che’ meterse en la pelea por avanzar a los cruces.

Los de Marcelino García Toral recondujeron sus opciones de avanzar a octavos de final de la ‘Champions’ con su primera victoria europea y de paso se apuntaron un triunfo cómodo novedad este año. Una final para el Valencia, con algo de suspense por las ocasiones suizas del primer tiempo, pero bien resuelto con Mina y Soler, en en medio de la crisis de resultados, por ser el rey del empate.

Ahora, con cinco puntos, al Valencia le interesa que la Juventus se escape en el liderato y deje al Manchester United en la pelea por la segunda plaza con el equipo español. Las cuentas aún abiertas pasaban por no fallar ante los suizos para que empezaran a sonreír a los valencianos en Mestalla.

Al Valencia le acompañó el resultado al descanso, buena cosecha ante otro capítulo complicado contra los suizos. Los ‘che’ no lograron dominar, como en la anterior jornada, y se encontraron con un duelo demasiado abierto. La igualdad sobre el césped dejó el intercambio de golpes y llegadas en el que la diferencia fueron Mina y Soler.

El delantero local hizo un doblete encontrando siempre el hueco, en una zona defensiva que fue el gran pero de los visitantes. El lateral encontró siempre al punta. Los de Gerardo Seoane fueron agresivos y ordenados para generar peligro, pero atrás no acertaron a atajar la intención ofensiva del rival, clara desde los primeros minutos también con Rodrigo.

La banda derecha dio mucho problema a los suizos, en especial por la insistencia de Soler, protagonista junto a Mina en los dos goles. Sin embargo, el Young Boys encontró también sus huecos, justo por esa banda tan ofensiva en los locales. Assalé respondió con el 1-1 y Ngamaleu perdonó, pero Mina devolvió la calma en una también trabada mitad, con mucha falta y tarjetas.

Tras el descanso Soler confirmó su gran día, retomando su insistencia por banda derecha hasta llegar a la cocina en el 3-1. Los de Marcelino dieron la calma al partido, para lucir ante su público y cortar las alas al Young Boys, de nuevo obligado a apretar, sin calidad para dar problemas a los locales y con uno menos por la desmedida entrada de Sanogo a 15’ del final.