Actualizado
viernes, 24 mayo 2019
09:14
h
URGENTE

El Real Madrid salvó una noche que pintaba negra al ganar (1-4) al Real Valladolid en el cierre de la jornada 27 de LaLiga Santander, gracias a los goles locales que anuló el VAR y los regalos que aprovechó el campeón de Europa en el segundo tiempo con doblete de Karim Benzema, tres puntos para cumplir en medio de la crisis. Entre las noticias de peleas en el vestuario y entrenador sentenciado que siguieron a la eliminación en Champions ante el Ajax, el Madrid preparó otro funeral con una triste primera parte. El Valladolid falló un penalti y Sergi Guardiola sufrió al VAR en dos goles. Los nervios atenazaron a un Pucela que rasgaba sus vestiduras a la vez que metía en el partido a los de Solari. Con los lesionados y los condenados, el técnico argentino, que no sabe si seguirá esta semana en el banquillo, funcionó con lo que pudo. Ceballos y Asensio no se dieron por aludidos y Odriozola demostró sus cualidades arriba y sus defectos abajo. Un error de Masip permitió el empate de Varane antes del descanso y, en la reanudación, Benzema y Modric se permitieron sonreír. Solari, que debutó ante el Valladolid hace cuatro meses, respiró tras los Clásicos y la Champions con una goleada, a pesar de la expulsión de Casemiro por no dejar sacar una falta.