Actualizado
jueves, 15 noviembre 2018
19:57
h
URGENTE

El imperio de Froome

El ciclista británico se corona con su tercer Tour de Francia y Greipel repite victoria en París

El ciclista inglés Chris Froome (Sky) logró su tercer Tour de Francia, segundo consecutivo, tras la finalización de la ronda gala en la llegada a París, en la que se impuso Andre Greipel (Lotto), igual que en la edición de 2015.

El alemán se impuso al sprint a Sagan (Tinkoff) y Kristoff (Katusha) en los Campos Elíseos y se hizo con su undécima victoria parcial, tras un final de recorrido nervioso que contrasta con las imágenes vistas durante el resto de jornada. Como es habitual, el ganador, Chris Froome, pudo brindar con sus compañeros y celebrar la conquista durante el transcurso de la carrera. El británico logró su tercer triunfo en la “Grand Boucle”, segundo consecutivo, y dominó con mano de hierro una carrera en la que sus rivales nunca pudieron desarmar a un equipo Sky muy superior al resto. Romain Bardet (AG2R) y Nairo Quintana (Movistar) le acompañaron en el podio parisino en una edición de récord, en la que finalizaron 174 corredores.

Froome, uno de los máximos favoritos junto con Alberto Contador (Tinkoff), que tuvo que abandonar tras dos duras caídas en las primeras etapas, fue el más fuerte de la carrera y apenas sufrió para mantener el amarillo que se enfundó en la octava jornada.

El flamante vencedor superó a sus rivales en la montaña, en la lucha contra el crono e incluso en el descenso, a pesar de la caída sufrida en la antepenúltima etapa, en la que tan solo perdió unos segundos. El británico puede mirar ya de cerca al “club de los cinco Tour”, donde residen el español Miguel Indurain, Eddy Merckx, Bernard Hinault y Jacques Anquetil.

Por su parte, el Tinkoff de Contador supo reponerse de la baja de su líder y consiguió llevarse tres etapas, todas de ellas por parte de Peter Sagan, y las clasificaciones de la regularidad (Sagan) y la montaña (Majka).El campeón del mundo, que también se llevó el premio “Supercombativo”, logró su quinto maillot verde y ya está a uno de Erik Zabel, mientras que el polaco consiguió llegar a París con los lunares rojos por segunda vez en su carrera. El Movistar Team también pudo ahogar las penas de un Tour marcado por las malas sensaciones de Quintana, que no fue capaz de pelear por el título. La victoria parcial conquistada por Ion Izagirre y la clasificación por equipos, además del podio del colombiano y la buena actuación de Valverde, hicieron de bálsamo para la herida.