Actualizado
jueves, 20 septiembre 2018
20:37
h
URGENTE

El equipo amarillo se reinventa para seguir con los mejores

La plantilla del Jaén FS da las gracias por el apoyo en Ciudad Real
Ver comentarios
|
11/09/2018
  • LUCHA. El cordobés Rafa López progresa con el balón ante la presión del portugués Ricardinho.
    LUCHA. El cordobés Rafa López progresa con el balón ante la presión del portugués Ricardinho.

La imagen ofrecida en la Supercopa de España en el Quijote Arena de Ciudad es una dosis de autoestima y esperanza para afrontar una Liga en la que meta es continuar con los mejores clubes de fútbol sala. Nicolás Sabariego y Daniel Rodríguez están acostumbrados a vivir cada temporada una situación idéntica. Tienen que volver a construir un conjunto para ser, de nuevo, competir y cumplir la meta de disputar la Copa de España y las eliminatorias por el título. El Jaén Paraíso Interior tiene un ADN en el que no existe la palabra rendirse. Lo demostró frente al todopoderoso Movistar Inter, que levantó el título en una agónica tanda de penaltis. La escuadra amarilla igualó un dos a cero en contra y dispuso de claras ocasiones para ganar antes de disputarse la prórroga. Los fichajes demostraron que, cuando se adapten y adquieran los mecanismos de un equipo que juega de memoria, pueden sumar a la hora de cumplir los retos de la campaña. Lo que sí comprobaron en primera persona fue el poder y el apoyo de la “marea amarilla”. Los jugadores aprovecharon las redes sociales para ofrecer un mensaje esperanzador con vistas al futuro. Mauricio Guterres, que esta campaña es el capitán después de la marcha de Boyis al FC Barcelona, aseguró: “Perdimos la Supercopa de la manera más dolorosa, en los penaltis, pero lo hicimos fieles a nuestra identidad: luchando y creyendo hasta el final. Gracias a nuestra afición, la mejor de España, por acompañarnos allá donde vamos. Este año necesitaremos vuestro apoyo más que nunca”, dijo de forma emocionada. Víctor Montes ofreció un mensaje similar: “ Morir de pie. Perdimos la Supercopa de la forma más cruel, pero caímos con orgullo y dignidad. Demostramos que este equipo se reinventa año tras año y que no nos cansaremos de luchar y competir para alcanzar nuestros objetivos”, destacó. Jordi Campoy, por su parte, reflexionó: “Si hay que perder, que sea de esta manera. Lo tuvimos muy cerca”, dijo.