Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
16:56
h
URGENTE

Dumolin no falla en la contrarreloj y gana el Giro

El holandés impide la victoria del colombiano Nario Quintana, que no mantiene la “maglia rosa”
|
29/05/2017
  • TRIUNFO. Tom Dumoulin celebra la victoria en la línea de meta de Milán.
    TRIUNFO. Tom Dumoulin celebra la victoria en la línea de meta de Milán.

El ciclista holandés Tom Dumoulin (Sunweb) se hizo, en la crono que marcaba el final de la 100 edición del Giro de Italia, con la primera gran carrera de su trayectoria como ciclista profesional tras superar holgadamente al colombiano Nairo Quintana (Movistar), que no pudo defender la ventaja obtenida en las dos últimas etapas de montaña, en una cita que se llevó el también neerlandés Jos Van Emden (Lotto NL-Jumbo).

Tras haberse convertido en el primer holandés en la historia en ganar el Giro de Italia, el campeón confesó que estaba tan concentrado durante la disputa de la última etapa que no quería que le dijeran “los intervalos de tiempo” de la contrarreloj. “Ha sido un día de mucha tensión en la lucha. Necesitaba mantenerme relajado pero casi no pude. Con suerte, tenía buenas piernas y solo tuve que perseguir el objetivo que me había marcado. No quería que me dijeran los intervalos de tiempo”, explicó el flamante campeón de la edición número 100 de la gran vuelta italiana en declaraciones cedidas por la organización del Giro.

El holandés no se creía su hazaña en la ciudad de Milán en donde acabó el Giro de este año, y admitió que estuvo muy nervioso hasta el último kilómetro cuando supo que el colombiano Nairo Quintana (Movistar) no iba a conseguir mantener la “maglia” rosada. “Crucé la línea de meta y mi director de equipo me dijo que había ganado pero cuando miré la televisión y vi que solo tenía tres segundos de ventaja, entré un poco en pánico”, comentó.

“Estaba enfadado en un principio, pero al final todo salió bien, lo conseguí y me siento feliz”, concluyó el ciclista de Sunweb, que logró la primera gran carrera de su trayectoria deportiva.

Dumoulin llegó a meta con un tiempo de 33:23, quince segundos peor que el de su compatriota Jos Van Emden, que ganó la etapa y que se convirtió en el único capaz de superarle; fue la primera victoria para Lotto NL-Jumbo en la presente edición del Giro.

Por su parte, el italiano Vincenzo Nibali (Bahrain Merida) terminó fuera de los diez primeros de la etapa, con un crono de 34:17, a 54 segundos de Dumoulin, y tratando de asaltar la segunda posición en detrimento de un Quintana que se iba dejando segundos conforme avanzaba en su trayecto hacia Milán. Sin embargo, el colombiano logró defender nueve segundos sobre el “tiburón” italiano para mantener el subcampeonato de la clásica de casa.

Por otro lado, el francés Thibaut Pinot (FDJ) terminó perdiendo todas sus opciones de asaltar el liderato de la vuelta tras encajar una mala crono que le dejó a 1:46 por detrás de Van Emden. El francés, que en la montaña se mostró cada día más y más fuerte, terminó acusando a ese esfuerzo en la crono y llego a perder, incluso, su posición en el podio.