Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
19:43
h
URGENTE

Directos al número uno

Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez se coronan en la capital con una exhibición en la plaza de Santa María

La pareja de moda del pádel mundial se contagió de la magia y el embrujo del marco elegido para poner la directa y acercarse a los número uno del mundo, Fernando Belasteguín y Pablo Lima, que en la capital fueron eliminados en cuartos de final. Sanyo Gutiérrez y y Maxi Sánchez forman una pareja homogénea y que se combina a la perfección en la pista. Gutiérrez es puro espectáculo en la pista y transmite una seguridad que le permitió ser elegido mejor jugador de la competición. Maxi Sánchez es sobriedad y constancia. Ese equilibrio les ha permitido ganar esta temporada tres torneos, el último de ellos delante de la Catedral, que durante seis días se ha convertido en la imagen fija del World Padel Tour. Gutiérrez, conocido como el “mago de San Luis” y “tiburón” Sánchez sometieron al mítico Juan Martín Díaz y al carismático Paquito Navarro, que no fueron constante ni antes de la suspensión-cinco horas por la lluvia caída con 2-1- ni en la reanudación, pese a que contaron con un apoyo incondicional de los aficionados. No se llenó en esta ocasión la pista central, posiblemente por la amenaza y posterior aguacero. A la hora de la comida familiar de los domingos, el compromiso se reanudó y los argentinos salieron decididos a ganar el primer set con la tranquilidad que les dio romper el servicio nada más empezar el compromiso. Esa ambición les dio la posibilidad de aumentar la diferencia y ganar 6-3. Díaz y Navarro fueron asesorados por su técnico, Martín Echegarái, para ser más agresivos y sólidos en la segunda manga. Su salida resultó fulgurante y le ganaron el saque a Sanyo y Maxi, pero fue un espejismo porque en un abrir y cerrar de ojos igualaron a dos y tomaron impulso para coronarse en la capital en un torneo que irrumpe con belleza en el selectivo circuito del World Padel Tour. Lejos de conformarse con igualar el luminoso, el dúo volvió a asestar un golpe, esta vez definitivo, nueva rotura de servicio, consolidación y victoria por 6-3 para cerrar el partido después de una hora y veinte minutos. Glorioso torneo de los vencedores y premio individual para Sanyo Gutiérrez, un jugador que conoce la capital jiennense. Durante un año (2007) residió en la capital y formó pareja con Fran Iglesias, una de las personas que introdujo el pádel en la capital. En la Plaza de Santa María se consagró con el apoyo de su familia. El pádel es un deporte de dos, pero Sanyo es pura magia en la pista con su forma de expresarse. La Catedral es la foto fija de este año y Sanyo y Sánchez son sus principales defensores.