Actualizado
domingo, 18 noviembre 2018
17:40
h
URGENTE

Derechos suspendidos

El Real Jaén tiene una deuda de 44.000 euros con jugadores de hace dos años
Ver comentarios
|
08/11/2018
  • CAMPAÑA 2016/2017. Futbolistas del Real Jaén guardan un minuto de silencio en un partido de hace dos campañas.
    CAMPAÑA 2016/2017. Futbolistas del Real Jaén guardan un minuto de silencio en un partido de hace dos campañas.

La Federación Española de Fútbol ha suspendido los derechos federativos al Real Jaén debido a la deuda de 44.220 euros que mantiene con jugadores de hace dos temporadas, la campaña del descenso al grupo noveno de Tercera División. El organismo federativo dictó la resolución el 5 de noviembre, después de que el club que preside Tomás Membrado hiciera caso omiso a la sentencia del Juzgado de lo Social número 3 del 22 de mayo de este año en el que se condenó al club a pagar esta cantidad. ¿Cuál es el motivo del impago? En junio de 2017 no se reconoció el dinero del concepto de dietas y otros conceptos a los profesionales y la entidad abonó el dinero que se le adeudaba en sus contratos federativos. El Real Jaén pagó 119.000 euros. Los futbolistas no tardaron en reaccionar y presentaron una demanda y el club blanco no hizo acto de presencia ni en la conciliación ni en el juicio celebrado, por lo que el juez les dio la razón. El 4 de octubre pasado los deportistas presentaron, a través de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), escritos en los que se solicitó “las consecuencias reglamentarias ante el impago contrastado” y con fecha del 22 de octubre la Federación Española requirió al Real Jaén para que hiciese efectivas “las deudas reconocidas” sin que contestase a los escritos. Por este motivo, se acordó la no prestación de servicios federativos, la imposibilidad de licencias de clase alguna, dejar en suspenso los derechos de adscripción a categorías o grupos de los afiliados a los distintos órganos técnicos federativos. El escrito, firmado por Andreu Camps Povill, secretario general de la Federación Española se ha notificado al Real Jaén, a la AFE, a la Andaluz y al departamento de licencias y administración del órgano federativo. De esta forma, hasta que no se satisfaga el pago de los 44.240 euros no se podrá concretar fichaje alguno. La resolución comunicada agota la vía deportiva. El club blanco conoce ya esta problemática y la intención es hacer frente a esta cantidad. El plazo para concretar refuerzos en Tercera División concluye el 31 de enero y a partir de esa fecha. La pasada campaña, la entidad que preside Tomás Membrado se mostró activa a la hora de concretar refuerzos debido después de la contratación de Salva Ballesta, que incorporó a jugadores en todas las líneas debido a que consideraba que la plantilla estaba descompensada. En la actualidad, el técnico Germán Crespo cuenta con veinte jugadores, una vez que el técnico prescindió de Migue Montes, que se marchó al Mérida, e Higinio Vilches, cuyo acto de conciliación no se celebró, por lo que terminará el caso en el juzgado. Al jugador blanco aún no se le ha concedido la baja federativa.

El defensa Ocaña, prioridad para llegar como refuerzo
idcon=13576280;order=10

Álvaro Ocaña Gil (Teba, Málaga, 2 de febrero de 1993) es uno de los futbolistas con los que negocia el Real Jaén para reforzar su plantilla, pese a que en la actualidad tiene los derechos bloqueados debido a la deuda que mantiene. El malagueño es un lateral izquierdo de 25 años que milita en el Écija, club del grupo décimo de Tercera División, que esta campaña aún no le ha pagado a sus futbolistas. Al cumplirse ya tres meses, los jugadores tienen vía libre para salir de la entidad. Ocaña ha militado con anterioridad dos temporadas en El Ejido 2012, el Marbella y el Cacereño (Segunda B), en el fútbol griego, en el propio Écija y en el Atlético Malagueño. El entorno del jugador mantiene la cautela, aunque reconocen el interés blanco. Germán Crespo lleva las gestiones con Ocaña, que en el verano ya estuvo en la órbita blanca. Ha disputado los trece partidos de Liga y el domingo será baja por acumulación de cinco tarjetas amarillas. El San Roque de Lepe también sigue al defensa.