Actualizado
jueves, 15 noviembre 2018
14:36
h
URGENTE

Deporte, educación y felicidad

La escuela de verano de Villanueva del Arzobispo cuenta con la participación de ciento treinta alumnos que conviven y disfrutan en las diferentes actividades
  • CONVIVENCIA. Foto en familia de todos los alumnos participantes en la escuela de verano de Villanueva del Arzobispo junto con sus monitores.
    CONVIVENCIA. Foto en familia de todos los alumnos participantes en la escuela de verano de Villanueva del Arzobispo junto con sus monitores.

La escuela de verano 2017, que organiza el Ayuntamiento de Villanueva del Arzobispo, llega a su recta final. Unos ciento treinta alumnos, con edades entre los tres y los catorce años, conviven y participan en las diferentes actividades programadas un año más. Este proyecto deportivo inició su actividad a finales del mes de junio y estará activo hasta el próximo uno de septiembre. Los diferentes juegos, talleres y deportes se desarrollan en el recinto del polideportivo municipal San Blas, en su campo de césped, en el pabellón polideportivo cubierto, en las pistas de pádel y de tenis, en las piscinas municipales, en el parque municipal San Blas y en el Teatro Cine Regio. Sergio Serrano Rivera, María José González Berbel, Ana Ibáñez Carrasco, Alberto del Río Flores, Laura Sánchez Fernández, Laura Fernández López, Manuel Jesús González Orozco y María José Herrera Martínez, son los ocho monitores encargados de promover el deporte y el compañerismo entre los niños.

La escuela de verano 2017 se divide en dos facetas: las actividades deportivas con modalidades como el tenis, pádel, voleibol, bádminton, fútbol, baloncesto, hockey, balonmano y natación; y una que abarca el ámbito cultural. El Día del Espectador, donde proyectan una película en el teatro-cine Regio; la Fiesta del Agua, que se realiza en el césped con toboganes, mangueras, aspersores y pistolas de agua; juegos tradicionales en los que se desarrollan actividades de sicomotricidad utilizando el deporte... Incluso ejercicios realizados en la naturaleza, con el objetivo de concienciar a los alumnos la importancia que tiene el medio ambiente.

También sociales, para que los niños aprendan sobre el peligro de las drogas, el alcohol o la violencia de género, entre otras, y de patrimonio, con la intención de que conozcan la cultura que rodea al municipio Villanueva del Arzobispo. Es difícil elegir una entre la gran amplia y variedad de actividades que ofertan, todas ellas al gusto de los pequeños, aunque ellos no dudan a la hora de elegir una: se quedan con la Fiesta del Agua y el Día del Espectador.

Entre los objetivos que persigue la escuela de verano, se encuentra el de enseñar y educar mediante el deporte y el juego. El respeto al medio ambiente y a la naturaleza y la concienciación con temas sociales, también están entre ellos. La diversión y la inclusión de todos los alumnos, el favorecer la diversidad y el crear un ambiente divertido en el cual todos aprendan los valores a la vez que diferentes pautas importantes para su propio desarrollo y el de los demás.