Actualizado
jueves, 20 septiembre 2018
17:03
h
URGENTE
Antonio José García, “Torres”, dirige, por segundo año consecutivo, al CD Torreperogil. Un equipo con el que, en la anterior temporada, consiguió el ascenso a Tercera División. El técnico tiene experiencia en esta categoría, en la que estuvo con el Linares Deportivo durante tres campañas. Es consciente de que no es fácil y asegura que lucharán por conseguir la permanencia.

—¿Cuál es la situación actual de la plantilla del Torreperogil?

—Ahora mismo tenemos veinte jugadores, aunque dos de ellos, Chomfli y Pipa, pasaron por el quirófano recientemente y les quedan unos meses para recuperarse. También tenemos a Luis Jiménez que está en proceso de reincorporarse y, poco a poco, tiene que entrar, así que son dieciocho.

En cuanto a los fichajes, estamos mirando a ver si podemos fichar a alguno más, pero todavía no hay nada seguro.

—¿Cómo ha visto a los jugadores en los primeros entrenamientos? ¿Se adaptan bien las nuevas incorporaciones?

—Después de una semana, la verdad es que estoy muy contento, por la predisposición, por las ganas y el esfuerzo que realizan todos los jugadores. El compromiso es una de las mejores cosas que tenemos, tanto de aquellos futbolistas que dan este año un salto de categoría como los nuevos, que ambos parece que se conociesen de siempre, de toda la vida. Aquí hay un ambiente muy bueno y las ganas de trabajar son fenomenales.

—¿Con qué filosofía va a enfrentar esta nueva etapa en Tercera División?

—Es obvio que esta categoría es diferente. El Torreperogil es un equipo más humilde, con recursos limitados y con la plantilla más cortita. Por eso, tratamos en no empeñarnos en hacer las cosas como uno desea, sino que hay que adaptarse al estilo, a los jugadores, al campo que tienes.

Sabemos que muchos de nuestros rivales nos van a dominar y la intención es ser un equipo lo más competitivo posible. Está claro que a nosotros nos gustaría llevar la iniciativa del balón en los encuentros, pero sabemos que va a ser difícil en la mayoría de los duelos. Tenemos que estar preparados para lo que viene, ser un conjunto, sobre todo, sólido en defensa y, a partir de ahí, crecer.

Obviamente nos gustaría estar de otra manera, con nuestro estilo y tirar más del dominio del balón, pero lo principal es hacer un equipo defensivo y, luego, cuando tengamos la pelota, hacer sufrir al resto de conjuntos. En cuanto al objetivo, nosotros no podemos aspirar a otra cosa que no sea a mantener la categoría, tenemos que se realistas. Muchos de los jugadores van a debutar en Tercera División y hace tres años ni siquiera habían jugado en la División de Honor Andaluza. Por su buen trabajo y su buen hacer ahora se encuentran esta categoría. Yo estoy muy contento con ellos, con la manera de entregarse y, al menos, queremos alargar esa estancia del Torreperogil en Tercera División. Eso sí, siendo conscientes de las dificultades a las que nos vamos a enfrentar. Aun así, estoy convencido de que vamos a mucha guerra durante la temporada.

—Centrándonos en el grupo, que este año se caracteriza por la ausencia de filiales, y en el calendario, ¿Qué opiniones le merecen?

—Bueno, el primer partido es un derbi provincial y, este año, por suerte para nosotros, vamos a tener muchos partidos de estas características. Es bueno, en todos los sentidos, disputar encuentros en la provincia. Nosotros intentaremos afrontar el partido ante el Ciudad de Torredonjimeno de la mejor forma posible. Además, tanto el Real Jaén como el Linares Deportivo van a estar por encima del resto y pelearán por lograr la primera plaza. Luego hay otros de play off, como el Antequera, el Mancha Real... Habrá, también, una serie de equipos que estarán en tierra de nadie y, por último, un grupo de seis o siete que somos los que vamos a jugarnos el no descender. Yo siempre preveo que es lo que puede pasar para intentar ir con ventaja, por lo menos para lo que pueda ocurrir, aunque en el fútbol no se sabe lo que puede pasar.