Actualizado
domingo, 04 diciembre 2016
23:07
h
URGENTE

Anclado en viejas victorias

El Real Jaén anuncia que recurrirá la primera amarilla de Míkel Orbegozo y la roja de Víctor Andrés
  • partido. Mikel Orbegozo trata de controlar un balón.
    partido. Mikel Orbegozo trata de controlar un balón.

Las estadísticas no mienten y son el reflejo de la trayectoria de un equipo. La del Real Jaén es negativa y está anclado en una victoria desde hace dos meses. El conjunto que entrena Ramón Tejada ganó su primer y único partido de Liga el 20 de agosto, cuando se impuso por cinco tantos a dos a la Balompédica Linense. Desde ese esperanzador éxito inicial, el equipo comenzó un carrusel de resultados negativos hacia el abismo: seis empates y dos derrotas, que lo sitúan al borde del descenso. Esa es la realidad hoy.

El Real Jaén suma nueve puntos y está igualado con el Córdoba B, que está en promoción, y a uno de La Roda y el Mérida, que son decimoséptimo y decimoctavo en la clasificación.

¿A qué se debe esta caída libre? La razón es sencilla. El Real Jaén solo ha marcado ocho tantos y en seis partidos se ha quedado sin anotar: Recreativo de Huelva, Linares Deportivo, Ejido 2012, La Roda, Mérida y Lorca FC. Los blancos no anotan un tanto desde hace un mes, concretamente desde el 17 de octubre, cuando Álvaro Aguado batió a Emilio Muñoz en el minuto 84 del choque con los mancharrealeños.

Los jugadores no celebran una diana desde hace 366 minutos, lo que refleja la nulidad ofensiva de la escuadra. Lo peor es que no se generan ocasiones de peligro. En los últimos compromisos se cuentan con los dedos de la manos las opciones para batir las metas rivales. En esta disyuntiva, Tejada realizó una especie de revolución contra el Lorca. El equipo trabajó y se fajó con nueve futbolistas, pero cuando estuvo con once demostró un poco de más orden defensivo, pero en ataque evidenció falta de ideas y lucidez, lo que ha situado al Real Jaén en una delicada situación en la clasificación.

El Real Jaén mostró su disconformidad con el arbitraje del pasado domingo y, por este motivo, anunció que recurrirá la tarjeta roja de Víctor Andrés y la primera de las dos cartulinas amarillas de Míkel Orbegozo. Ambos serán baja el domingo en Melilla si no prospera la documentación.

Otro jugador que tiene complicado jugar es Antonio Trujillo, que se retiró lesionado en el minuto 44 de la primera mitad. Se descartó una rotura, pero está previsto que mañana se someta a más pruebas.

caos. Lo que hay que evitar es la imagen que dio el equipo que dirige Ramón Tejada. El Real Jaén volvió a dar una imagen de blandura, con falta de fuerza, de presión y de inteligencia, a pesar de la nueva alineación revolucionaria. Los lorquianos tampoco fueron un dechado de virtudes y no lograron armar una jugada con sentido. El resultado, el empate a cero.

Dos partidos en Linarejos para consolidarse en la zona de cabeza

El Linares Deportivo recupera otra vez las sensaciones positivas con la victoria conseguida el pasado domingo ante el Recreativo de Huelva por cero a tres. Este buen resultado le permite situarse sexto en la tabla clasificatoria con catorce puntos, a solo tres de una plaza de asceso que ocupa el Villanovense extremeño. Ahora, el equipo que entrena Miguel Rivera afrontará dos compromisos consecutivos en el Estadio de Linarejos, contra el Real Murcia y el Córdoba B, respectivamente. Los linarenses buscarán con ahinco, como vienen demostrando en el terreno de juego en su trayectoria de esta temporada, un pleno para consolidarse en la zona alta de la clasificación, aunque el cuerpo técnico advierte de las dificultades de ambos rivales, a los que no será nada fácil ganar. El Murcia, que la pasada campaña jugó las eliminatorias de ascenso a Segunda A, llegará herido en su moral el domingo (17:00 horas) después de perder con el San Fernando (0-1), lo que le ha hecho descolgarse de los primeros puestos. El Córdoba B se haya en la parte baja de la tabla pero habrá que extremar precauciones para evitar sorpresas.

El Mancha Real busca dar un giro a la racha negativa tras la derrota

El Atlético Mancha Real busca cambiar la racha negativa que arrastra durante las dos últimas jornadas. La derrota (2-1) sufrida en Jumilla el pasado domingo, junto con la goleada extremeña, merman la moral del Mancha Real que no se conforma con ofrecer una buena imagen de juego. Los jugadores hablan de la igualdad vivida durante el partido y de las ocasiones que tuvo el conjunto jiennense, tan claras como la de Airam en la primera parte, que rozó la escuadra y otras en la segunda parte. La falta de definición y un error en la defensa facilitaron la derrota. El equipo achaca esta racha a la falta de refuerzos con los que sobrevive el equipo por culpa de sanciones y lesiones y que perjudican gravemente en esta corta plantilla. Además, la recaída en la lesión de Jonathan Rivera durante el partido en tierras murcianas también tocó la moral del vestuario. “Cada partido nos enseña algo y hay que seguir aprendiendo que esta semana tenemos otro rival diferente”, señala Marcos Drommel. Por suerte para la próxima jornada que se celebrará el domingo en La Juventud, Juan Arsenal recupera a los jugadores Barrio, Linares y Ramón. Un soplo de aire fresco para el club manchego jiennense.