Actualizado
domingo, 21 abril 2019
20:46
h
URGENTE

Viaje de ensueño al Barroco puro

El clavecista y fortepianista alemán Andreas Staier ofrece un concierto íntimo y solemne
  • SOLEMNIDAD. Andreas Staier interpretó en Jaén algunas piezas de su repertorio barroco ante un público que llenó la Sacristía de la Catedral.
    SOLEMNIDAD. Andreas Staier interpretó en Jaén algunas piezas de su repertorio barroco ante un público que llenó la Sacristía de la Catedral.

El último fin de semana de la segunda edición del Festival de Piano Jaén, impulsado por la Diputación Provincial, tenía reservada una cita de especial calado. La Sacristía de la Catedral de Jaén fue el espacio elegido para acoger el concierto del alemán Andreas Staier, reputado intérprete de clave y fortepiano de cuyo registro destaca el repertorio barroco. De él, la crítica resalta su “indiscutible dominio musical” que, desde 1986, año en el que emprendió su carrera en solitario, “ha dejado huella”, una carta de presentación que consiguió que el público respondiera llenando el citado enclave antes de que comenzara a sonar la música. En el momento en el que al alemán tocó la primera nota, las expectativas quedaron ya colmadas al instante.

Más allá de la solemne interpretación de las piezas que formaron parte de su repertorio, pertenecientes a ilustres nombres como Froberger, Couperin, Scarlatti y Bach, lo que llamó la atención de Staier fue su método de ejecución.

Mientras tocaba el instrumento, moviendo los dedos cual si estos tuvieran vida propia, Staier parecía estar sumido en un elevado trance, durante el que su mundo, al igual que la atención de todo el hipnotizado público, quedaban reducidos tan sólo al espacio que ocupaban él y el piano, el piano y él, como si uno no pudiera concebirse separado del otro y formaran los dos parte de una misma realidad, de un mismo cuerpo, de un mismo sueño. Y es que, abrigado por el silencio ceremonial tan sólo roto por la melodía del piano, no era complicado, si cerraba los ojos, verse uno mismo formando parte de una tradicional baile en cualquier corte de un tardío Barroco. Si se abrían los párpados, se constataba que Staier seguía al fondo, y deteniéndose en la observación de las sacudidas de su cabeza, uno estaba más cerca de comprender aquello que imaginó Bécquer antes de inmortalizar el espíritu de su Maese Pérez.

Después de presenciar el espectáculo, de seguro que el público de la capital tuvo que sentirse un tanto solo, un tanto desamparado, aunque sólo fuera por un momento, en la fría tarde jiennense, tras la tregua ofrecida por lluvia.

PROGRAMA. Las actuaciones incluidas en la programación de este último fin de semana del Festival de Piano Jaén continuarán hoy en Torredonjimeno. En el Teatro Municipal Alcalde Miguel Anguita de la población, el italiano Domenico Codispoti y el jiennense Esteban Ocaña volverán a llevar sobre las tablas su espectáculo “Le Grand Tango”, a través del que se rinde homenaje a los particulares ritmos del célebre compositor argentino Astor Piazzolla. Será a partir de las ocho y media de la tarde.

Un día después, el dúo viajará hasta Baeza para repetir su actuación, a partir de las siete de la tarde, en el Auditorio de las Ruinas de San Francisco. Por su parte, también el domingo, el Paraninfo del Conservatorio Superior de Música de Jaén será el espacio que albergue, a partir de las siete de la tarde, la actuación de Fabio Biondi, al violín, y Juan Pérez Floristán, ganador del Concurso de Piano Paloma O`Shea, de Santander en 2015, al piano. Durante el espectáculo se aunará la experiencia del primero con la juventud del segundo para ofrecer un repertorio de música de cámara con piezas del clasicismo vienés.