Actualizado
domingo, 19 mayo 2019
14:04
h
URGENTE

Viaje al pasado orfebre de Jaén

La Antigua Escuela de Magisterio acoge una muestra de obras de la platería jiennense del siglo XVIII

Un compromiso con la sociedad jiennense y, por lo tanto, un exponente de la responsabilidad social universitaria”. De tal forma define la vicerrectora de Proyección de Cultura y Deportes de la Universidad de Jaén, María Dolores Rincón, la labor desempeñada desde el citado organismo, en colaboración con la cátedra universitaria Andrés de Vandelvira y con el patrocinio de la Fundación Caja Rural, a través de su serie de exposiciones “Obra invitada”, que se exhiben en la Antigua Escuela de Magisterio. La iniciativa comenzó en 2017, y la primera de las muestras fue la dedicada a la Copa de Nuremberg. Dos años después, con la exposición “De oro y plata. Tesoros de la platería giennense fuera de la provincia”, toca “cerrar un ciclo”, tal y como dijo la propia Rincón en la inauguración de la misma.

En este caso son tres las obras que, hasta el 6 de mayo, pueden contemplarse en el Espacio Obra Invitada del mencionado edificio: un copón, una salvilla con vinajeras y dos campanillas, y la Maza de Fray Benito Marín. El autor de las dos primeras es Miguel de Guzmán Zafra, y el de la última, Juan Jacinto Moreno, dos maestros artesanos que destacaron en el mundo de la platería durante el siglo XVIII en Jaén, una época de intercambio en la que los encargos a los talleres de platería procedentes tanto del mundo civil como de instituciones religiosas eran muy comunes.

Fruto de esos continuos pedidos —si bien es cierto que en algunas ocasiones se desconoce el motivo—, muchas de las piezas elaboradas en plata en los talleres jiennenses se encuentran albergadas en espacios de diversos puntos de la geografía andaluza e incluso nacional. No en vano, de las que ahora se exhiben en la Antigua Escuela de Magisterio, el copón pertenece a la Basílica de San Juan de Dios, en Granada; la salvilla, a la Hermandad de la Santa Caridad, que depende de la Iglesia de San Juan de Dios, en Cádiz, y la Maza, al Museo de Valladolid. Por tal motivo, la Universidad de Jaén y la Cátedra Andrés de Vandelvira han aunado fuerzas con un claro objetivo, según manifestó Rosario Anguita, miembro de este último organismo y comisaria de la exposición: “Queremos que los jiennenses conozcan las obras de plateros destacados, que se pueden comparar a figuras como las del cordobés Damián de Castro”. Así, la muestra nos ofrece a los vecinos de Jaén una ocasión única para acercarnos más a un aspecto poco conocido de nuestra historia.