Actualizado
jueves, 15 noviembre 2018
19:57
h
URGENTE

Una gran fusión de ritmos solidarios al son jiennense

Pápa Júlu y Los Arrabaleros realizan un concierto benéfico a favor de Alcer
Ver comentarios
|
13/07/2018

La capital vivió una de sus noches más especiales con el concierto benéfico Cultura Solidaria. Regala vida. Se trató de un espectáculo enmarcado en el programa Noches de Palacio, impulsado por la Diputación Provincial, cuya recaudación fue destinada, íntegramente, a la Asociación de Enfermos Renales (Alcer) de Jaén. Así, se homenajeó, también, a los donantes de órganos de la provincia con una cita musical celebrada en el Centro Cultural de los Baños Árabes, un enclave histórico de la ciudad que invitó a sus vecinos y visitantes a una velada con mucho ritmo.

De esta manera, Pedro Peinado elevó a Pápa Júlu por todo lo alto con algunos de los temas de su último disco, Dando la lata, cuya gira continuará mañana, a las 15:00 horas, en la Plaza de Santa María de Cazorla con motivo del festival BluesCazorla. El jiennense abrió esta mágica cita con Whola lotta Rosie, homónima al tema del grupo australiano de rock AC/DC. Con su Aove Can Guitar en mano, volvió a sorprender con una interpretación musical cuya caja de resonancia de su instrumento principal era una lata de aceite reciclada. Cenizas, Una noche más y El fuego y la red sonaron para dar paso a Miénteme y Volviendo al sur. El artista manifestó, en algunas ocasiones, sentirse muy cómodo en ese ambiente, rodeado de caras conocidas y muchos seguidores de su arte. Su actuación finalizó con Ha muerto el sol, Voy rodando y La ley, tema con el que puso el broche de oro a su puesta de largo.

Pero la velada no había hecho más que comenzar y, tras este primer concierto, fue el turno de Los Arrabaleros, grupo local que trajo ritmos de la otra parte del Atlántico a Jaén, tales como los boleros más canallas, las milongas sentimentales y tangos porteños. De esta manera, el vocalista Emilio Ramos, junto a Ángel Garrido al contrabajo, José Ángel Sánchez a la batería, Jesús Galvez a la guitarra eléctrica y Rafael Hidalgo a la guitarra española —que se estrenó en sustitución de Guillermo Zafra—, ofrecieron uno de sus mejores directos, que lo abrieron con una versión de Fly me to the moon, de Frank Sinatra. Flores de fregadero, Aquella cantina en la ribera y Péinate que nos vamos marcaron el ritmo de la noche, en la que sonaron, entre otros, algunos de sus temas más reconocidos, como Tango de Sole Candela, Melodía de Arrabal, Juan sin miedo o Bésame mucho, canción que interpretaron junto a la colaboración de Maribel Gutiérrez. Con Campanas de boda pasaron el umbral de la medianoche y cerraron esta cita que, una vez más, conquistó al público jiennense.