Actualizado
miércoles, 26 septiembre 2018
10:54
h
URGENTE

Una fusión de estilos de 35 años en Baños Árabes

Javier Ruibal realiza un repaso por su discografía en el programa Noches de Palacio
Ver comentarios
|
20/07/2018

Treinta y cinco años dedicado a la música que, según él, pasaron como un “suspiro”. Así vive este aniversario tan especial el compositor, arreglista, guitarrista y cantante Javier Ruibal, quien se presentó ante el público jiennense en los Baños Árabes en un concierto muy especial enmarcado en el programa Noches de Palacio, impulsado por la Diputación Provincial.

“Los años son como los electrodomésticos. Cada vez duran menos. Con esta actuación renuevo una visita que ya era demandada en la ciudad. Volver a Jaén es un placer. Viene uno a casa, a una tierra donde he sido feliz muchas veces. Más de la mitad de las caras que vi entre el público me eran conocidas, por lo cual me sentí muy cómodo con ellos”, comentó el gaditano. Aunque no define su estilo como “flamenco”, sí que es cierto que esta rama musical bebió de sus composiciones, que cuentan con una gran influencia de poetas de la Generación del 27, como demostró con la interpretación de Por tu amor me duele el aire, un tema que mezcla Adelina de paseo y Es verdad, dos poemas de Lorca.

Además, entre sus acordes sonaron reminiscencias sefardíes y magrebíes con mezclas de rock y jazz que hicieron que su voz desgarradora sonara con más potencia, sobre todo, en canciones como Mi pequeño Buda, del disco Quédate conmigo; La reina de África, de Contrabando; Guárdame, de Sueño, o Una rosa azul de Alejandría, una de sus letras “utópicas” favoritas que el público acompañó con sus coros.

De esta manera, Ruibal se llevó un mar de aplausos en un concierto con el que repasó gran parte de su discografía y que, además, realizó justo trece años después de su paso por el festival de Etnosur, donde tocó en 2005 compartiendo escenario con el uruguayo Jorge Dexter y el brasileño Leo Minax. “Ese encuentro es una maravilla de España”, acuñó el artista.

Ruibal regaló gran parte de su talento a los jiennenses, pero su paso por la provincia aún no ha acabado. Esta noche volverá a actuar, en este caso, en el Teatro Ideal Cinema de Úbeda, a partir de las 21:00 horas. Allí recordará, como bien indicó, a su gran amigo Joaquín Sabina, por lo que esta visita, según él, “supone un doble orgullo”. De igual manera, el cantante no se olvidó del concierto que Serrat ofreció en Baeza el pasado 11 de julio y gracias a la colaboración entre Diario JAÉN, Rosetas Eventos 360º y Ayuntamiento baezano. En esta línea, afirmó: “Aunque no nos vemos mucho, supongo que para él fue algo bello pasar por aquí. No lo sé de su boca, pero pongo la mano en el fuego por ello. A él le encanta venir a Jaén”.