Actualizado
sábado, 03 diciembre 2016
19:22
h
URGENTE

“El premio es emocionar al público”

Yauci yanes
El tenor de Gran Canaria protagonizará, junto con Mariola Cantarero, el concierto de clausura del Festival de Otoño. Será este viernes, con la orquesta dirigida por Ángel Luis Pérez. Presentarán un programa muy completo con ópera y zarzuela. El artista, considerado una de las grandes promesas de la lírica, llega, por primera vez, a Jaén

—Lleva ya unos días en Jaén, con los ensayos y preparativos para el espectáculo del viernes con la Orquesta del Festival de Otoño y Mariola Cantarero. ¿Cómo ha sido recibido?

—Es la primera vez que actuaré en Jaén y también que visito esta ciudad y me han acogido muy bien. Me encanta venir a Andalucía; estar aquí no es trabajo.

—El director, Ángel Luis Pérez, adelantaba que interpretarán un programa muy variado. ¿Qué le parece la selección?

—El repertorio lo leímos en conjunto. La primera parte está dedicada a la ópera y la segunda, a la zarzuela. Es importante que se haga esta género tan nuestro y bien hecho. Además, con una artista como Mariola Cantarero. Será la primera vez también que cante con ella, es magnífica, para mí, un animal escénico.

—Cantar en esta cita junto a una artista como Mariola Cantarero será un buen escaparate también para su carrera.

—Por supuesto, Mariola no solo es un artista de relevancia nacional sino también internacional, una figura consolidada, con una gran carrera a sus espaldas. A mí me trata con todo el cariño y el respeto, en ningún momento tienes la sensación de estar con un figura de su nivel. Personalmente, además, es un encanto. Esta es una experiencia increíble.

—¿Cree que la zarzuela no se valora como merece?

—En general, el mundo de la lírica en España está complicado. Hace algo más de un mes que vivo en Italia y allí lo que represento es clásico, pero siempre que puedo intento hacer algo de zarzuela. Tenemos tendencia a infravalorar lo nuestro, se aprecia mucho menos la zarzuela.

—Pero es una cuestión de la aceptación del público o falta de programación.

—La tradición zarzuelística en España depende mucho de los sitios donde estés. En las grandes ciudades, no hay más de tres o cuatro teatros que tengan una programación de temporada estable; en las más pequeñas, como en Canarias, apenas hay dos teatros y un auditorio, todos en la capital. Fuera de eso es difícil encontrar programaciones. En Italia, he comprobado que hasta en los pueblos más pequeños mantienen su temporada de óperas.

—¿Cómo descubrió que se quería dedicar al canto lírico?

—Estudiaba Derecho y me di cuenta de que no me llenaba. Fue la intuición la que me llevó al canto. La carrera profesional la comencé en el coro de la Filarmónica de Canarias, en el año 2002, y como solista, en torno al año 2011. Hasta ahora no me puedo quejar.

—En 2014 debutó en Zarzuela con el papel del Rey en El rey que rabió, de Chapí. ¿Cómo recuerda la experiencia?

—Fue con el maestro Enrique García Asensio, un placer. Esta zarzuela tiene piezas muy conocidas como el Coro de doctores.

—¿Qué papel le gustaría interpretar si le dieran a elegir?

—Intento no pensar mucho en el futuro. Tengo la suerte de poder dedicarme a lo que me llena y he visto el caso de compañeros que han estudiado conmigo y se han quedado en el camino. Solo quiero seguir disfrutando con lo que hago, trabajar en lo que me gusta, dar lo mejor de mí mismo. Creo que el mejor premio es el aplauso del público, que al final de un recital se te acerque alguien para decirte que le has emocionado.