Actualizado
domingo, 27 mayo 2018
01:00
h
URGENTE

Un reconocimiento para toda la vida

El Centre Pompidou de Málaga acoge la entrega de las Medallas de Oro al Mérito de las Bellas Artes
Ver comentarios
|
07/02/2018
  • ENCUENTRO. Felipe VI llega al Centre Pompidou junto a Francisco de la Torre, la Reina Letizia, Susana Díaz e Íñigo Méndez de Vigo.
    ENCUENTRO. Felipe VI llega al Centre Pompidou junto a Francisco de la Torre, la Reina Letizia, Susana Díaz e Íñigo Méndez de Vigo.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte entrega una distinción a aquellas personas o instituciones que destacaron en los campos literarios, dramáticos, musicales, coreográficos o interpretativos, entre otros. Se trata de la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, encuentro que, este año, se realizó en el Centre Pompidou, de Málaga. Hasta allí se desplazaron Felipe VI y Doña Letizia, quienes presidieron la gala.

En la presente edición, recibieron un gran reconocimiento el diseñador de moda Lorenzo Caprile, el actor José Coronado, el guitarrista flamenco José Fernández, “Tomatito”; la poeta Julia Uceda, la Fundación Duques de Soria de Ciencia y Cultura Hispánica, el bailarín Rafael Amargo, el cocinero Pedro Subijana, el torero Julián López, “El Juli”, y la actriz y directora teatral Magüi Mira, quien destacó: “Todo lo que sea sembrar cultura en este país es un privilegio. Es la única manera de seguir creciendo y de no solo ser uno de los lugares más antiguos de Europa, sino los más punteros, contemporáneos y justos. Y esto, solo lo vamos a conseguir con la cultura”.

Otros premiados brillaron por su ausencia al encuentro. Entre ellos, destacaron el actor y director Ricardo Darín, que no asistió a la cita, al igual que la cantante y compositora Gloria Estefan y el director de museo Guy Philippe Henri Lannes, de Montebello, en cuyo nombre fue Robert Lubar, director de la New York University Madrid.

El resto de las medallas recayeron, asimismo, en el Orfeón pamplonés, la directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, Helena Pimenta; la pianista María Martha Argerich, el editor Manuel Borrás, la arpista María Rosa Calvo-Manzano, el director del Festival de Jazz de San Sebastián, Miguel Martín, el diseñador industrial Miquel Milà y el editor y promotor cultural Leopoldo Zugaza. A título póstumo se reconoció al cantante de jota José Iranzo Bielsa, también conocido como “Pastor de Andorra”.

El actor José Coronado, que en la ceremonia actuó de portavoz de los premiados, aseguró estar “feliz”, y añadió: “Es un orgullo estar premiado y formar parte de este grupo de artistas que valen un potosí. Todos tienen unas trayectorias maravillosas y, que me hayan elegido para formar parte del grupo, me llena de alegría”. Asimismo, aludió a la labor de Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación, Cultura y Deporte, en relación con la bajada del IVA del cine y destacó: “Creo que el ministro está haciendo un gran trabajo y, este año, va a ser un año de alegría para el cine español”.

Por su parte, Caprile expresó que, para él, es un orgullo recibir esta medalla. En esta línea, el diseñador afirmó: “Lo comparto con mi equipo, que está en Madrid viéndome. Los que nos dedicamos al trapo si no tenemos un equipo bueno detrás no seríamos nadie”. Esta ha sido como una fiesta en familia”. “Tomatito”, también quiso expresar su agradecimiento e indicó: “Después de tantos años de carrera, que te den premios y sigan dándote reconocimientos, para mí, es lo máximo. Es muy importante que la cultura una a los pueblos”.

Una apuesta por ser libres a través el arte

Los reyes de España presidieron la entrega de las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes. El acto contó, entre otros, con la asistencia del ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo; la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz y el alcalde de Málaga Francisco de la Torre, entre otras autoridades.

Por su parte, Felipe VI, destacó: “Hacéis de nuestra sociedad un hábitat de libertad, diversidad y belleza compartida”. El rey reivindicó el arte y la cultura como un “instrumento” para ser “más libres” y añadió: “Debemos hacernos más fuertes como sociedad”. De esta manera, subrayó la importancia de la labor artística como contribución a la formación de la historia común.

“No nos importa la distancia física porque entre el conjunto de vuestras obras no existe separación física. Esa es la magia de las Bellas Artes, que nos hace estar unidos y ser libres”, destacó Felipe VI.