Actualizado
sábado, 19 agosto 2017
16:21
h
URGENTE

“Yo solo me siento la reina de mi casa”

María José Cantudo protagonizará la Semana del Terror

—¿Por qué fue elegida protagonista del cartel de la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián?

—Me lo han intentado a hacer desde hace mucho tiempo, pero yo soy cada vez más reacia a salir y a que me den premios. Sin embargo, ahora que tengo cinco películas que están barriendo en muchas partes del mundo, creo que era un momento apropiado.

—¿En qué partes del mundo?

—En Japón, en Estados Unidos... Hay muchos países en los que mi cara está en todas partes, incluso en camisetas por las calles.

—¿Le colgaron el sambenito de musa del destape y, ahora, musa del terror. ¿Qué le parece?

—No soy ni musa ni reina de nada, solo de mi casa. Nada más. Pero sí es cierto que sí tiene razón de ser por esto del terror, porque hice cinco taquillazos impresionantes. Los entendidos dicen que fueron una maravilla de trabajos.

—¿Eran películas que se hacían con pocos medios?

—Sí y, a la vez, con gente muy preparada y actores que eran profesionales. El maquillador era el mejor del mundo, por ejemplo. Hacíamos un cine que, ojalá, hoy en día se pudiera hacer.

—¿Le gusta ver sus películas?

—Nunca las veo. Sin embargo, ahora sí las estoy viendo porque están en todos los sitios. Me quedo muy sorprendida y yo que, generalmente, no me gusto, me encanta ver cómo lo hice. En realidad fui la musa de Paul Naschy. Él quería que le hiciera todas sus películas.

—¿Qué le parecen los halagos recibidos desde que se conoció su presencia en San Sebastián?

—Álex de la Iglesia, Alaska y Eduardo Casanova han alabado el cartel y han felicitado al director del Festival de Cine. Además, Quentin Tarantino ha reivindicado el cine de los años setenta y asegura que es un admirador de Paul Naschy y de María José Cantudo, fundamentalmente, por El Espanto surge de la tumba.

—¿Es un honor para usted?

—Todo lo bonito que me pase en la vida es un honor para mí. Yo he luchado mucho en la vida y recuerdo, como anécdota, el miedo que pasaba rodando este tipo de películas. Era una vampira muy decente, no como en “La Trastienda”.