Actualizado
viernes, 21 septiembre 2018
13:05
h
URGENTE

Pinturas murales ocultas en los Baños Árabes

La Diputación de Jaén invierte 22.000 euros para restaurar parte de la Sala Fría y Templada del centro
Ver comentarios
  • CITA. José Luis Ojeda y Francisco Reyes observan los fragmentos pictóricos.
    CITA. José Luis Ojeda y Francisco Reyes observan los fragmentos pictóricos.

La Sala Fría del Centro Cultural Baños Árabes esconde en sus paredes un secreto pictórico que pronto podrá ver la luz. Se trata de unas pinturas murales del siglo XII y origen almohade que se esconden bajo sus paredes en un estado de conservación muy deteriorado.

Por esta razón, el restaurador José Luis Ojeda, encargado de la dirección de este proyecto, comentó el procedimiento a seguir para descubrir lo que bien podría ser una representación de estructuras geométricas en forma de capiteles, de autoría anónima y elevado valor artístico e histórico: “En esta primera fase, estamos haciendo una recogida de muestras para hacer una analítica y estudiar su composición. Continuaremos con una planimetría, es decir, una documentación fotográfica, para hacer un seguimiento de la intervención. Eliminaremos, así, la humedad de capilaridad, que es la que más afecta a la pintura, así como todos los morteros de cemento. Finalizaremos con la reintegración cromática de las partes que tengamos documentación y creamos que se puedan recuperar”.

La labor de recuperación que explicó Ojeda no es sencilla y, en este caso, precisará de técnicas modernas, como la difracción de rayos X, el estudio del pigmento o un examen bajo luz ultravioleta, entre otras.

Por su parte, Francisco Reyes, presidente de la Diputación de Jaén, apuntó que, tras invertir un presupuesto próximo a los 22.000 euros, estas pinturas —que ocupan también la pechina de la Sala Templada de los Baños Árabes— podrán verse de manera digna y en tan solo tres meses. “Es una actuación en un edificio emblemático, que forma parte fundamental de la oferta cultural y monumental de Jaén, y que, desde su reapertura en 2014, después de haber invertido 2,1 millones de euros, se ha convertido en un espacio de referencia”, señaló Reyes, quien recordó que, en 2017, más de 90.000 personas visitaron este lugar, una cifra que aumentó durante los primeros seis meses de este año, en los que se registró un incremento de un 14% respecto al mismo periodo del año anterior.

Reyes aprovechó para dejar claro que el centro cultural no cerrará sus puertas durante este periodo de restauración y que, por supuesto, esta labor no afectará a sus visitas: “Seguimos trabajando para poner en valor todo lo que suponen los Baños Árabes y el Palacio de Villardompardo en el que se encuentran. Esto permite sumar más argumentos para venir a visitarlos”. Mientras tanto, solo queda esperar a que la labor de restauración finalice para comprobar si la pintura de sus muros pone voz a una parte de la historia de Jaén, una que espera a ser descubierta estos meses.