Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
19:52
h
URGENTE

Mucho color para Lole y Manuel

Alba Molina canta a sus padres en su concierto en las Ruinas de Santa María
Ver comentarios
|
19/08/2018

N ueva cita con el Festival Flamenco de Cazorla, y de altura. La protagonista fue Alba Molina, la cantaora flamenca de aire puro y mucho color llevó su arte a las Ruinas de Santa María para los numerosos espectadores que quisieron acompañarla en una gira de lo más especial para la artista.

Porque la sevillana estuvo acompañada de sus músicos pero también de una emoción muy especial, ya que el concierto estuvo dedicado a sus padres, Lole y Manuel, mismo nombre que da título a su último trabajo. Once temas en los que rinde homenaje a sus padres con un duende único hasta ahora.

La que triunfara con Navajita Plateá y sus Noches de Bohemia asegura que es “el disco más flamenco que jamás haré”, y seguramente al que más pasión le ponga, al menos es la sensación que transmitió en cada una de las notas que interpretó en su actuación de Cazorla. A su lado, el tocaor de Alba Molina, Joselito Acedo quien, para lograr la máxima fidelidad en este tributo, ha realizado la grabación con una guitarra de palo del propio Manuel, fallecido en mayo de 2015. El único acompañamiento extra es el de las palmas de Angelita Montoya, Carmelilla Montoya, Lole y Paco Vega. Unos temas que llegan en lo más profundo, que dejaron huella y que consiguieron emocionar a los aficionados al arte y seguidores de Alba Molina. Un repertorio que ha escogido por “vivencias, recuerdos y emociones”. Incluye temas como Todo es de color, Nuevo día, Dime, Romero verde, Balcón, Tu mirá, Cuento para mi niño, Río de mi Sevilla, Recuerdo escolar, Desde Córdoba a Sevilla y Al Mutamid, canciones emblemáticas capaces de sacar el lado más flamenco de todo aquel que se deja llevar por sus melodías. Con estos temas ha compuesto un trabajo que han unido a generaciones a través de un hilo que sella la piel, los oídos y el corazón. Y así, con su desgarradora y hechizante voz y las canciones que tanto significan para ella y para los amantes del flamenco que tuvieron una oportunidad única en Cazorla, se cerró otra de las jornadas del festival flamenco, que supone un gran reclamo turístico para los meses estivales. Para los que aún tengan ganas de más, deben saber que les queda una última cita, en esta ocasión con el baile. Será con el concierto de Antonio de Verónica y Saray Cortes el próximo viernes.