Actualizado
miércoles, 22 noviembre 2017
20:13
h
URGENTE

“Me habría gustado poder conocer a Miguel Hernández”

Luis del Olmo preside el recital de poesía que tiene lugar hoy en La Económica

Un enamorado de Miguel Hernández y sus poemas será la voz que recite los textos de este autor en la cita que la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Jaén prepara hoy en honor al poeta. Luis del Olmo será el encargado de ponerle el acento a los escritos de Hernández y estará acompañado por el baritono Luis Salas, quien cantará alguno de los poemas, y el pianista Antonio López, que amenizará el encuentro con las notas de su piano.

El recital está compuesto por una serie de poemas que muestran la más pura esencia de Miguel Hernández. Pastoril, Eterna sombra, El niño yuntero, Vientos del pueblo o Como el toro he nacido para el luto son algunos de las obras y textos seleccionados para este encuentro. Unos escritos que hicieron que Luis del Olmo se enamorase de este autor. “Y, de la misma forma que los jóvenes tienen sus grandes ídolos en una fotografía, había, en mis años de bachillerato en Ponferrada, una del autor de Vientos del pueblo”, explica Del Olmo. “Me habría gustado poder conocer a Miguel Hernández”, añade el periodista, quien declara que, en plena Guerra Civil, al enterarse de la condena a muerte del poeta, pensó que iban a matar a alguien de su familia.

Pasiones. El escritor de Orihuela fue un apasionado de su oficio, de escribir y de la poesía. Así como Luis del Olmo, quien se señala como un amante de la radio, aunque ya no continúe ejerciendo. De Hernández, Del Olmo recuerda una cita: “empuño rabiosamente la mano del corazón y el alma que lo mantiene. Que mi voz suba a los montes y baje a la tierra y truene. Eso pide mi garganta desde ahora y desde siempre”. Frase que contiene la gran hondura y autenticidad que este escritor derrochaba en sus versos, en los cuales nunca faltó su compromiso social y político. Así, el periodista concluye que, de haber conocido sus contemporáneos a Miguel Hernández, también “se habrían enamorado de este hombre, de Las nanas de la cebolla y de Andaluces de Jaén”.