Actualizado
viernes, 21 septiembre 2018
19:02
h
URGENTE

Martos cierra “Jaén en Julio” con puro Vértigo

El festival cosecha una gran acogida para ver a grupos como Guadalupe Plata

U n festival a destiempo. Pero, cuidado, no porque sea para los más independientes y alternativos de “cada casa”, es que con él se cierra el programa “Jaén en Julio” que organiza, cada año, la Diputación, y lo hace en agosto, para comenzar el segundo mes más caluroso del año con buen ritmo. Y calor no faltó, pero el mercurio no fue suficiente para frenar a los numerosos asistentes en Martos, que no dudaron en acudir a disfrutar de una de las grandes apuestas de la provincia por la música, el Vértigo Estival. Pero si las temperaturas no amainaron, tampoco lo hizo la calidad musical en todo el fin de semana, que se repartió entre la Caseta Municipal y la piscina.

El ritmo llegó a la comarca metropolitana de Jaén el pasado viernes y contó con sello jiennense, más concretamente con la originalidad y fusión de su blues con otros estilos de los ubetenses Guadalupe Plata así como con Uniforms, compuesto por cuatro guerreras que tienen mucho que decir y así lo hicieron. Junto con estas dos bandas, alumbraron la noche la conocida formación Lagartija Nick y su rock alternativo, así como el trío Favx y su rock sin roll al estilo noventero, distorsión, ritmos secos, entre otros. La noche acabó con ganas de mover cada extremidad, responsabilidad de We are not DJs y Dr. Música Ismael Dj. Tan solo unas horas más tarde, El Vértigo volvía a apoderarse de los presentes pero de una forma refrescantes, ya que arrancó su segunda jornada en la piscina, con dos de los grupos del cartel. Uno de ellos fue La BIG Rabia, o lo que es lo mismo, el dúo chileno compuesto por Vaniv X (Iván Molina) y Puñete (Sebastián Orellana) que dieron el toque latino a la edición. Junto con ellos, y desde Granada, llegó Harakiri Beach, una banda de indie pop electrónico formada en 2011 en la Costa Tropical Granadina.

Un mediodía que, como en otras ediciones, dejó una piscina llena de buena música y rica comida ya que, al mismo tiempo, se desarrolló una “paella party”. Con poco margen de descanso, aunque con una zona de acampada gratuita habilitada por la organización, los asistentes, más que en otras ediciones según José Molina, director del festival, regresaron a la Caseta Municipal para disfrutar del resto de grupos. El primero de ellos fue Gatomidi con su muestra depost-punk, mezclado con las más emocionantes armonías. Tras ellos, y al cierre de esta edición, actuaron Rufus T. Firefly Perro, Ramirez Exposure, Ricardo Lezón y, por últimos, fue el turno para los Djs, con Mario Autumn Comets y Playground. Con ellos se daba por finalizada la apuesta de Jaén en Julio hasta el próximo año.