Actualizado
martes, 16 octubre 2018
14:14
h
URGENTE

María Jesús Ruiz se rapa la cabeza por tres pollos asados

La jiennense tuvo que pasar una dura prueba para conseguir la comida
Ver comentarios
|
17/05/2018
  • PELUQUERÍA. María Jesús Ruiz durante la prueba en al que le raparon el pelo a cambio de comida.
    PELUQUERÍA. María Jesús Ruiz durante la prueba en al que le raparon el pelo a cambio de comida.

Más de dos meses de concurso en Supervivientes hacen que los concursantes estén dispuestos a todo por algo de comida, si no que se lo digan a María Jesús Ruiz, que ha decidido raparse el pelo a cambio de alimentos. Nada más y nada menos que tres pollos asados, tres raciones de patatas y una tarta de chocolate para disfrutar ella sola o compartirla si así lo quiere. En un principio la organización le había ofrecido tres bocatas de calamares a cambio de su preciado pelo, con lágrimas en los ojos María Jesús declinó esa oferta diciendo: “Si hubieran sido tres pollos asados con patatas fritas y una tarta de postre, sí”, dejó caer.

La organización del programa poco tardó en aceptar esa oferta a la que solo tuvo que añadir María Jesús que la comida fuera en días diferentes. Más nerviosa que nunca María Jesús se sentó, con lágrimas en los ojos despidiéndose de su pelo, a la espera de que la peluquera más famosa, Raquel Mosquera, procediera a raparle el pelo. “Bueno me veréis casada con peluca”, dijo la concursante que pasará por el altar el 14 de septiembre con Julio Ruz. La exmiss aseguró que lo está pasando fatal: “Me está costando la misma vida no comer”. Raquel Mosquera hizo honor de su profesionalidad alentando a María Jesús de que se lo pensara bien mientras veía cómo lloraba su compañera. “Para mí es un honor cortar el pelo aquí en Supervivientes”, comentaba mientras le pasaba la maquinilla a María Jesús. Al reunirse con sus compañeros no tuvieron más que halagos para la valiente María Jesús, que podía pensar en los pollos que iba a disfrutar y la energía que le iban a proporcionar para la recta final del concurso. Sin duda fue la protagonista de la noche, dejando claro que estos concursantes lo dan todo por la supervivencia.

Por otro lado, Julio Ruz, su pareja, ha regresado a Madrid después de vivir unos días de lo más intensos en la isla. Tras su acalorado reencuentro con María Jesús, ambos pudieron disfrutar de una noche a solas donde la luz de la luna fue la única cómplice de su “edredoning”. Además, la pareja dio fecha del que será su futuro enlace. El 14 de septiembre ambos se darán el “sí, quiero” en una ceremonia donde todos los participantes de esta edición están invitados menos Saray Montoya.

Aún así, habrá que esperar hasta el regreso de María Jesús Ruiz a España pues las confesiones de supuestas infidelidades del empresario podrían hacer tambalear su relación. A su llegada al aeropuerto de Madrid Barajas, Julio ha explicado que todo está en manos de sus abogados.