Actualizado
viernes, 16 noviembre 2018
21:54
h
URGENTE

“Los Reporteros” analiza el proyecto Vacaciones en Paz

Los niños saharauis son los protagonistas de este espacio de Canal Sur
|
24/09/2016
  • despedida. Niños saharauis participantes en el programa “Vacaciones en Paz” en Jaén.
    despedida. Niños saharauis participantes en el programa “Vacaciones en Paz” en Jaén.

El programa “Los Reporteros” de Canal Sur Televisión dedica, hoy sábado, a partir de las 21:00 horas, su primer reportaje, titulado “Regreso al desierto”, para abordar una experiencia positiva que lleva casi 25 años poniéndose en práctica en Andalucía y que constituye un ejemplo solidario entre dos pueblos que compartieron historia, informa la RTVA.

“Vacaciones en paz” es el nombre que recibe esta operación y en el que un buen número de familias jiennenses se vuelca cada verano. Consiste en traer durante el periodo vacacional veraniego a niños saharauis para que mejoren sus condiciones de vida y para que sirvan de testimonio en Jaén, Andalucía y España, para que no se olvide el drama que vive, desde 1975, su pueblo, lejos de su hogar originario, el Sáhara Español o Sáhara Occidental. Se van a encontrar durante su estancia en Andalucía entretenimiento, aprendizaje, atención sanitaria o comida variada en los dos meses que esos pequeños son acogidos por familias andaluzas. Lejos del calor agobiante del desierto y de sus casas de lona (jaimas) o adobe (con ladrillos de arena y agua prensadas secados al sol) podrán disfrutar de unos días en los que estarán rodeados de numerosas comodidades, algunas ajenas para ellos, como tener agua corriente en casa. Lógicamente, cuando acaba este periodo se produce una ruptura emocional. Deben regresar a los campos de refugiados y algunos de ellos no podrán repetir, puesto que al acabar la infancia tienen que dar paso a los nuevos menores que se incorporan a este proyecto.

Como segundo y último tema esta semana el programa de reportajes de Canal Sur Televisión emitirá el trabajo titulado “La tumba del poeta”. Se han cumplido 80 años desde que fuera fusilado Federico García Lorca junto a dos banderilleros anarquistas y un maestro republicano. Los descendientes de este último, Dióscoro Galindo, están decididos a recuperar sus restos y esto implica de nuevo retomar la búsqueda iniciada hace dos años para localizar el lugar en el que fueron enterrados.

Los demás familiares les apoyan, salvo los del poeta, que rechazan la exhumación argumentando que ya para ellos el paraje de Víznar se ha convertido en un símbolo de la atrocidad al que acude la gente a homenajear. El caso es que por tercera vez en un paraje de Alfacar (Granada) las máquinas tratan de localizar la fosa en la que podrían encontrarse.

Los testimonios dejados por los ejecutores orientan, pero no sirven claramente debido al tiempo transcurrido, ya que se han producido cambios en el terreno con distintas transformaciones que dificultan fijar exactamente los emplazamientos de las tumbas.