Actualizado
jueves, 20 septiembre 2018
20:37
h
URGENTE

Lorca echa el telón en la UNIA

La muestra de artes escénicas de Baeza llega a su fin con la entrega de un premio a la sala Cuarta Pared
Ver comentarios

Baeza, en su apuesta por mantener la cultura y el turismo como dos de sus valores fundamentales durante la época estival —y, con ello, poner a disposición de sus ciudadanos y visitantes una oferta alternativa al turismo de sol y playa—, continuó con la recta final de la programación de la muestra de artes escénicas, UNIAescenaBaeza. Esta iniciativa, complementaria a la Escuela de Teatro de la UNIA y organizada con la colaboración del Ayuntamiento de Baeza y la Diputación provincial de Jaén, trasladó al Teatro Montemar la obra Lorca, la correspondencia personal, un montaje desarrollado por la compañía Histrión Teatro.

Con esta representación, UNIAescenaBaeza puso el broche de oro a una agenda cargada de actividades culturales aptas para todos los públicos. Así, esta adaptación hizo un recorrido poético, amargo y dulce, que desembocó en un muro de recuerdos y en una celda de muerte. Las cartas que envió el poeta a sus seres amados se convirtieron, en este caso, en el hilo conductor de un camino vital y desesperado plagado de recuerdos y anhelos. Este poeta, además, estuvo interpretado con una dualidad de género por los actores Gema Matarranz y Alejandro Vera, vehículos perfectos de esta narración escénica.

Pero esa no fue la única sorpresa de la noche. Sobre las mismas tablas se vivieron momentos cargados de emoción con la entrega del Premio UNIA de Teatro que, en su quinta edición fue concedido a la Sala Cuarta Pared. En este caso, recogió el galardón David Fraile, director adjunto de la sala, quien, al ser conocedor de esta noticia, indicó: “Somos humildes trabajadores, es algo que siempre les digo a mis alumnos. Somos educadores que intentamos transmitir unos valores importantes y necesarios. Este premio nos anima. Es un impulso, un estimulante para continuar codificando todos los avances del lenguaje teatral. En ese sentido, somos muy contemporáneos. Hacemos un teatro para el pueblo y para las familias. No somos exclusivistas en absoluto. Investigamos para desarrollar pautas pedagógicas y artísticas con profesionales que hacen un teatro novedoso”.

Con este final, feliz para todos, la muestra UNIAescenaBaeza cerró una edición más de éxitos, una que contó con personalidades como Emilio Gutiérrez Caba entre sus instalaciones. Poesía, música y mucho arte se dieron cita en la ciudad patrimonial para hacer sentir a sus espectadores la empatía de sus personajes, las emociones más intrínsecas de sus versos o la armonía de sus notas musicales. Y es que, al final, lo que queda es el aplauso de un público entregado, algo que Fraile sabe muy bien y reconoce. Porque, al final, la vida es un interminable ensayo de una obra que jamás se llega a estrenar.