Actualizado
martes, 21 mayo 2019
02:23
h
URGENTE

Longoria valora el nivel del casting de Campeones

El productor presenta en Jaén su documental con el actor Roberto Chinchilla

Campeones es como un equipo de baloncesto (de hecho lo es), o de cualquier otro deporte, en el sentido de que, cuando se lucha con todas las fuerzas por conseguir una meta y se ponen todas las ganas e ilusión, se llega a verla factible e, incluso, a conseguirla. Los tres premios Goya (mejor película, mejor actor revelación y mejor canción original) son el mejor reconocimiento al trabajo bien hecho. Álvaro Longoria, productor de Campeones, participó en la Muestra de Cine Español Inédito en Jaén con su documental Ni distintos, ni diferentes, que se proyectó en la sala del Museo Ibero de Jaén. Longoria estuvo acompañado por el actor Roberto Chinchilla y, este, por su madre, Lola Chinchilla, que nació en Hornos, en la Sierra de Segura, aunque madre e hijo residen en Alcobendas (Madrid).

Álvaro Longoria comenta cómo se gestó el documental: “Yo soy productor de Campeones y cuando empezó el casting vimos a 400 posibles actores. Javier Fesser me dijo que las cosas que le estaban contando eran geniales, que había que hacer un documental y que yo fuese el director. Nos fuimos metiendo y resultó una maravilla”. Aclara que no se trata de un “Así se hizo”, sino de algo diferente. “Lo que muestra el documental —subraya Longoria— es la evolución del antes y después de la película, no de cómo se hace. Muestra cómo es la vida de los actores y cómo la película les ha cambiado. También se habla de los problemas que tienen las personas con discapacidad. Es la realidad, un retrato bastante realista, no una imagen dulcificada”.

El proceso de selección fue sorprendente y fascinó tanto a Fesser como a cuantos participaron. De hecho, no tuvieron dificultad para la selección definitiva: “Lo difícil del casting fue desechar a tanto potencial. Al principio iban a ser seis ‘campeones’ y acabaron siendo diez porque había tantos y tan buenos que nos pareció que era una pena perder. Hay mucha gente con talento, pero escogimos diez”.

PUIGdemont. Hace unos días, Álvaro Longoria también fue noticia por devolver el premio Cinema for Peace, por su documental Dos Cataluñas, que le entregó Carles Puigdemont. El director y productor cuenta así el incidente: “Fue una de las cosas más extrañas e indignantes que me han pasado en mi vida”.

Añade: “Cuando fui a recoger el premio, por casualidad, me entero de que Puigdemont iba a estar en la gala y de repente se presentó. Llamé a la organización para decirle que yo no quería saber nada, pues mi documental era neutral y no quería participar en un acto partidista. Me aseguraron de la organización que no iba a ocurrir nada ni me iba a ver involucrado en nada. Pero me montan un mitin político, con entrega de premios por parte de Puigdemont. Fue un escándalo, un engendro. Le devolvimos el premio. Que manipulen a su tía”.

Por su parte, Roberto Chinchilla comenta que lleva “muy bien” la vida de actor: “A raíz de la película me ha cambiado todo. No podemos quejarnos. Tampoco nunca hemos tenido ninguna queja ni de Javier Fesser, ni de Luis Manso ni de nadie. Ellos quisieron ver el casting con un montón de chicos de todos los rincones de Madrid”. Asegura que la película le ha supuesto un antes y un después. Roberto Chinchilla comenta que tiene familia en Jaén, en Hornos, y que sus primos le preguntan que cuándo va a venir, pero, por unas cosas o por otras, no se han dado las circunstancias. “Hornos lo conozco y es una maravilla, igual que Jaén es otra maravilla”.

Ni distintos,
ni diferentes,
son geniales
idcon=13773858;order=13

Ni distintos, ni diferentes de Álvaro Longoria, cerró las proyecciones especiales de la Muestra de Cine Español Inédito en Jaén que se realizaron en el Museo Ibero. Al igual que con la proyección de El proxeneta, de Mabel Lozano, la sala registró un lleno de público que, al final de la proyección, participó en un interesante coloquio con Álvaro Longoria y Roberto Chinchilla.