Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
19:52
h
URGENTE

Las confidencias de Josefina Manresa

Rosario Pardo volverá a encarnar a la viuda de Miguel Hernández
Ver comentarios
|
29/08/2018

Los días de la nieve es el título de la obra protagonizada por la popular actriz jiennense Rosario Pardo, que volverá a representarse a partir de mañana y hasta el 28 de septiembre, todos los jueves y viernes a las 20:00 horas en el madrileño Teatro del Barrio. El monólogo escrito por el dramaturgo y poeta vilcheño Alberto Conejero, se basa en las memorias de Josefina Manresa, la viuda del poeta Miguel Hernández. Chema del Barco es el encargado de dirigir, con suma sencillez y un gran realismo, este montaje ambientado en un taller de costura y protagonizado por una entrañable y sensacional Rosario Pardo, también productora de la obra.

Estrenada en Quesada en 2017, el mismo día en el que se cumplía el 75 aniversario de la muerte de Miguel Hernández en el municipio alicantino de Orihuela, está ambientada en un pequeño taller de costura en el que una mujer de avanzada edad está a punto de terminar su último encargo: un vestido del color del mar. La persona que se lo ha encargado, que no se descubre hasta el final, presencia los últimos retoques. Entre puntada y puntada, esa costurera llamada Josefina Manresa, rememora su vida marcada por la poesía, el amor y la muerte.

Alberto Conejero es el autor de un texto impregnado de poesía y cargado de sensibilidad, que se convierte en materia a través de una escenografía compuesta por una máquina de coser con su correspondiente silla, una mesa repleta de telas e hilos, un arcón relleno de recuerdos y un maniquí que preside toda la sala con ese vestido azul, tan importante para la historia.

La vida de Josefina Manresa estuvo marcada por la tragedia. Además de la muerte de su marido, en agosto de 1936 su padre Manuel Manresa Pamies, fue asesinado a tiros en Elda por unos milicianos. Estando casada en Jaén, recibió la noticia de la muerte de su madre en Alicante y también tendría que afrontar el fallecimiento de sus dos hijos. Dedicó toda su vida a velar por el recuerdo de la obra de su marido.