Actualizado
viernes, 16 noviembre 2018
16:27
h
URGENTE

“No entiendo la vida sin música”

Ver comentarios
|
31/08/2018

—¿Cómo se siente tras ser reconocido como uno de los talentos emergentes del panorama musical nacional?

—Muy agradecido porque que el que reconozcan tu trabajo, siempre es bonito y más aún, si es en tu ciudad.

—¿Por qué el piano y no otro instrumento musical?

—La verdad es que nadie me preguntó. En mi casa somos cinco hermanos, todos músicos, y desde niño siempre he tenido contacto con la música, con la guitarra, con el piano, con el tambor... Mi tío era pianista también y vio que ponía bien las manos en el piano. A partir de ahí empecé el conservatorio. Toco otros instrumentos también, pero el piano vino y hasta el día de hoy.

—¿Recuerda alguna anécdota que le haya dejado huella en su manera de tocar e interpretar?

—Recuerdo dos cosas siempre de niño. Por un lado, la primera vez que empecé a tocar el piano. Recuerdo que mi hermano me ponía pegatinas de colores y números en las teclas y a partir de ahí, yo tocaba el “cumpleaños feliz”. Y por otra parte, la primera vez que me subí a un escenario, también con mis hermanos, pero con el cajón flamenco. Era muy gracioso porque no me llegaban los pies al suelo. Siempre he tenido la oportunidad desde niño, de estar en un escenario y eso me ha ayudado mucho en mi formación.

—Desde que era un niño ha estado rodeado de artistas, ¿qué le ha aportado la música a su vida?

—Todo. Ahora mismo, mi vida no la entendería sin la música, sin el piano. No me he planteado estudiar o trabajar en otra cosa. Es mi pasión y ha sido parte fundamental de mi vida en el sentido profesional y personal.

—¿Qué opina de la enseñanza actual de la música?

—Yo he completado los 14 años de conservatorio y he aprendido mucho, pero creo que los métodos de enseñanza y los profesores deberían modernizarse como todos los ámbitos de la vida, y la educación también. La enseñanza debería enfocarse a tocar en directo, con otros músicos, y no tanto a la partitura. Hoy en día, no puede ser que a un músico que lleva tocando 14 años, le quites la partitura y no sepa qué tocar. Al principio, la educación debería ser más atrayente y después, cada músico debería poder elegir el estilo que quiere tocar.

—¿Qué proyectos musicales tiene ahora mismo entre manos?

—Estoy muy centrado en el musical de El Rey León, desde que comencé en diciembre. El siguiente paso es prepararme para la dirección del musical que me propusieron hace dos semanas. También quiero plasmar este año de conciertos en un disco que empezaremos a grabar a finales de diciembre en Córdoba. Es un proyecto personal en el que quiero centrar mi carrera, junto con otras actuaciones.