Actualizado
sábado, 08 diciembre 2018
14:23
h
URGENTE

La obra de un alcalaíno del Siglo de Oro visita Alemania

Juan Martínez Montañés forma parte del elenco de artistas de la época que están presentes en el museo de Berlín
  • BARROCO. Dos personas admiran algunos de los cuadros presentes en la muestra, en Berlín.
    BARROCO. Dos personas admiran algunos de los cuadros presentes en la muestra, en Berlín.

La obra de un alcalaíno ilustre, el escultor Juan Martínez Montañés, viajó hasta Alemania. El maestro del barroco andaluz está presente, hasta el próximo 30 de octubre, en los Museos Estatales de Berlín gracias a la exposición El Siglo de Oro. La era de Velázquez. La muestra, que fue inaugurada por el ministro de Educación, Cultura y Deporte en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, es una de las propuestas “estrella” del año en la capital alemania. Cuenta con 135 obras que ilustran la diversidad y el esplendor de la pintura y la escultura españolas del siglo XVII. Para hacerla realidad, fue necesario un trabajo de cerca de 4 años, para reunir obras maestras de 64 museos, instituciones y colecciones privadas del extranjero, desde el Museo del Prado de Madrid al Metropolitan de Nueva York, pasando por el Louvre de París y el Museo Nacional de Escultura de Valladolid.

La exposición tuvo como ejes los principales centros culturales de la época —Castilla, Valencia y Andalucía— y refleja cronológicamente los cambios históricos de España, cuya producción artística estuvo muy ligada a los acontecimientos políticos y sociales durante los reinados de Felipe III, Felipe IV y Carlos II. A la vez, enseña la riqueza de las diferentes regiones a lo largo de todo el Siglo de Oro y el diálogo que hubo entre unos artistas y otros, de una generación a otra. En el terreno andaluz, no podía faltar Martínez Montañés, un genio con la madera policromada y también con el marfil.

El Siglo de Oro. La era de Velázquez tiene otros protagonistas. Entre las obras expuestas figuran Marte y Don Diego de Acedo, de Diego Velázquez; la escultura del Cristo Yacente, de Gregorio Fernández; un paso de Semana Santa, también de Fernández, constituido por cinco esculturas a tamaño natural que se conservan dentro del Museo Nacional de Escultura de Valladolid y que se sacan a las calles de la ciudad en procesión; así como tres grandes “Zurbaranes”: Santa Margarita de Antioquia, San Francisco de Asís según la visión del papa Nicolás V, único retrato firmado por el pintor, y Don Alonso Verdugo de Albornoz. La exposición, un gran atractivo para los amantes de la cultura, incluye también originales de libros, como un ejemplar de la segunda edición del Quijote en alemán, de 1683, un Arte de la pintura, de Francisco Pacheco, y los Diálogos de la pintura, de Vicente Carducho, así como un tratado espiritual de Teresa de Ávila, todos de la Biblioteca Estatal de Berlín. Una sala está consagrada exclusivamente al dibujo, con veinte obras procedentes del Kupferstichkabinett berlinés —de Alonso Cano, Bartolomé Esteban Murillo, Jusepe de Ribera y Francisco Pacheco, entre otros— que, como dieron a conocer desde el Ministerio, se exponen por primera vez. La muestra, organizada en colaboración con el Museo del Prado, el Museo Nacional de Escultura de Valladolid y la Kunsthalle de Múnich, cuenta con el apoyo de la Embajada de España y el Instituto Cervantes.