Actualizado
lunes, 24 septiembre 2018
20:54
h
URGENTE

La Económica “se hace de oro”

La Real Sociedad de Amigos del País recibe la máxima condecoración local
Ver comentarios

Jaén no se ahorró ni un solo aplauso para La Económica. Era uno de los días más grandes de la historia de esta más que dos veces centenaria institución jiennense y la ciudad derrochó reconocimiento.

Lo hizo en el Nuevo Teatro Infanta Leonor, escenario local de solemnidades que enmarcó una cita donde la luz —paradigma ilustrado— se impuso a la oscuridad propicia de una sala en la que la gratitud se convirtió en palabra constante, en obertura. La palabra..., y la música, que se encarnó en himno de aquí para prologar, hermosamente, el acontecimiento. Sí, la Banda Municipal, bajo la batuta de Juany Martínez de la Hoz, entonó las notas del toledano Emilio Cebrián, a las que puso letra el madrileño Federico de Mendizábal, y la emoción se hizo presente para acompañar al Cabildo, que, bajo mazas y precedido por el morado pendón, dejaba claro que lo que allí acontecía destilaba querencia jiennense, aroma entrañable. Ni un solo cuello del patio de butacas permaneció inamovible cuando la procesión corporativa accedió al recinto y solemnizó un acto que, al mismo tiempo, fue también sencillo, cercano. Desde el alcalde hasta el último de los ediles, de la fila de autoridades a las lindes del vestíbulo, todos los labios ensayaban el “Viva Jaén” que corona la popular partitura.

En el escenario, bajo el repostero con el escudo de la capital, Reyes Chamorro, Juan José Jódar y Miguel Contreras —los tenientes de alcalde— flanqueaban a Javier Márquez, escoltados por los maceros, el pendón y dos policías locales con uniforme de gala. El resto de la Corporación ocupó asientos a la derecha del escenario. Ángeles Cruz, periodista de Onda Jaén, condujo la “gala”. Una tarde noche que tuvo en Isabel Azañón, concejal de Cultura, a una de sus protagonistas; ella se encargó de leer el acuerdo plenario de concesión de la medalla, “de fecha 26 de abril de 2018”, que, dijo, otorgó a la Real Sociedad Económica de Amigos del País la máxima condecoración de la capital del Santo Reino, su Medalla de Oro, “por unanimidad”.

En las primeras filas, Antonio Martín Mesa, director de la entidad reconocida, y su junta de oficiales; autoridades civiles y militares y representantes del mundo institucional y social de Jaén. Detrás, socios y jiennenses agradecidos a una labor de 232 años que un vídeo remolón desgranó ante el público los méritos de La Económica y su historial de galardones, entre los que se señaló el Premio Jiennense del Año 1992, de Diario JAÉN.

Juan Gómez, rector de la Universidad, se erigió en representante de la treintena larga de entidades cuya adhesión hizo incontestable la Medalla de Oro y remitió a la historia de la entidad distinguida para enfatizar su presente: “Siempre ha sido una institución prestigiosa y es uno de los motores culturales y sociales de la ciudad”, aseguró, al tiempo que reconoció “la férrea voluntad de directores y juntas de oficiales para mantener viva la vocación de servicio social implícita en su ADN”. Nada más concluir la intervención del rector, el teatro acogió el acto central de la convocatoria: “Llamo a Antonio Martín Mesa y a Javier Márquez”, resonó, y un largo abrazo secundó un no menos monumental aplauso al que, también sobre las tablas, se unió la junta de oficiales, a instancias de su director. Medalla y pergamino llegaron a las manos que los custodiarán como oro en paño, las cámaras de los móviles no daban abasto y La Económica se hacía, por fin, “de oro”. “En nombre de la junta de oficiales y de los socios expreso nuestro más profundo agradecimiento”, manifestó el catedrático de la UJA, y agregó: “Este reconocimiento no es solo a la actual directiva, sino extensivo a todos los que han ejercido alguna responsabilidad en estos 232 años”. El director de La Económica celebró los vínculos de su entidad con el Ayuntamiento jiennense —la sociedad nació, en el siglo XVIII, en la sala capitular del edificio— y expresó su intención de “continuar, al menos, 232 años más”. Martín Mesa repasó, como ejemplo de la labor del colectivo con sede en la Carrera, la cifra de actividades de 2017: “Más de veinticinco charlas, una decena de presentaciones de libros, talleres variados... En total, por encima de cien convocatorias”. No olvidó el director a nadie, ni a los setecientos socios actuales ni a la plantilla de La Económica, a la que aplaudió su trabajo cotidiano tanto como la labor de la Coral Polifónica de la institución, presente en la cita y última protagonista de la noche. Tuvo palabras de gratitud, además, para la Caja Rural de Jaén, por su patrocinio, y para la Diputación Provincial, que sustenta, económicamente, la digitalización de su “rico fondo documental”. El máximo responsable de la entidad aprovechó su intervención para invitar a la muestra que, desde hoy mismo, cuelga en las instalaciones de “Bernabé Soriano”, una exposición que incluye obras de Francisco de Goya y de pintores de la escuela aragonesa.

El broche del acto lo puso el alcalde. Javier Márquez recalcó los vínculos de la Administración que preside con La Económica, lanzó “un guante” de colaboración y celebró la distinción concedida: “Se premia a muchas personas que, como todos nosotros, querían lo mejor para Jaén, sacarla de los déficits que tenía, y se premian los valores, que aunque son del siglo XVIII, están más en vigor que nunca”, expresó el regidor.

Los sones de tres himnos —el jiennense, el andaluz y el nacional— concluyeron el acto de entrega, que siguió en el vestíbulo con la actuación de la Coral de La Económica, cuyas voces bien templadas dejaron ecos de Verdi en el oído común de los asistentes. Una forma luminosa, ilustrada, de terminar un encuentro destinado para aplaudir una carrera de fondo que, como todas las que se sostienen sobre pasos firmes, consiguió el oro.