Actualizado
viernes, 21 septiembre 2018
11:10
h
URGENTE

La Compañía Lírica traerá dos zarzuelas a San Lucas

La agrupación representará en el Teatro Infanta Leonor “La Revoltosa” y “La del manojo de rosas”
  • ZARZUELA. Actuación de la Compañía Lírica de Andalucía.
    ZARZUELA. Actuación de la Compañía Lírica de Andalucía.

Los amantes del género lírico español están de suerte. Si quieren caldo tendrán dos tazas. La Compañía Lírica de Andalucía, que está de celebración de su décimo aniversario, traerá a la Feria de San Lucas dos zarzuelas. El martes, 11 de octubre, representará “La Revoltosa”, de Ruperto Chapí, en el Teatro Infanta Leonor, a las 20:30 horas. Y el viernes, 14 de octubre, en el mismo escenario y horario, pondrá en escena “La del manojo de rosas”, de Pablo Sorozábal.

Con esta iniciativa cultural, la Compañía Lírica de Andalucía festeja el aniversario de su nacimiento como agrupación cultural de gran formato. Desde su puesta en marcha, en octubre de 2006, ha afrontado montajes complejos y arriesgados, que, desde entonces, son su seña de identidad. Aquella presentación ante el público jiennense tuvo lugar en el Teatro Darymelia, con la representación de la zarzuela “El Barberillo de Lavapiés”. Durante esta década ha trabajado en más de 70 teatros de toda la geografía andaluza y nacional, convirtiéndose, de este modo, en un exponente representativo del panorama cultural de la provincia de Jaén y de Andalucía.

Las dos citas de este mes de octubre cuentan con música en directo y la intervención de más de 40 artistas de distintas disciplinas. En una llamativa escenografía configuran dos visiones muy diferentes de la zarzuela. “La Revoltosa”, contextualizada en un patio de vecinos del Madrid de finales del siglo XIX, presenta una trama perfectamente actual, de enredo y sensualidad, de amores apasionados y de comicidad, centrados en el personaje de Mari Pepa, chica guapa cuyo desparpajo levanta todo tipo de suspicacias y pasiones. Por otro lado, “La del Manojo de Rosas” es una historia que se aleja del casticismo. Se sitúa en 1934, en plena II República, época donde la política y las diferencias sociales marcan las grandes cuestiones nacionales pero también las relaciones humanas más cotidianas y cercanas.

En la agitación diaria de una plaza madrileña veremos cómo el amor reclama su protagonismo en esa convulsa etapa de nuestro pasado. En esta ocasión tanto Ascensión, dependienta de una tienda de flores, como Clarita, su amiga, se debaten, cada una de ellas, entre dos amores muy distintos.