Actualizado
domingo, 19 mayo 2019
14:04
h
URGENTE

Karina vive su “peor noche” en la entrevista del Deluxe

La cantante abandona el plató tras enfrentarse con algunos colaboradores
Ver comentarios
  • DISGUSTADA. Karina abandona el plató del Deluxe tras uno de los ataques de los colaboradores del programa.
    DISGUSTADA. Karina abandona el plató del Deluxe tras uno de los ataques de los colaboradores del programa.

Aciaga noche vivió Karina en el Deluxe de Telecinco. En un primer momento, parecía que la artista pisaba el plató para hacer una entrevista en referencia a su carrera musical y para recordar momentos pasados, pero minutos después de que se sentase, las primeras preguntas de los colaboradores empezaron a incomodar a la cantante. Comenzaron las cuestiones referentes a su expareja, Juan Miguel, y a sus problemas económicos. Karina, que quería presentar una nueva canción cuando llegó al programa, vio cómo el tema por el que la habían llamado no era el que esperaba, lo que hizo que la cantante borrara de su cara la sonrisa permanente por la que es conocida.

La situación se fue haciendo más incomoda conforme pasaban los minutos y, al poco de entrar, Karina ya amenazó con irse del plató. Tras ser acusada de haber vuelto a estar de actualidad gracias a Juan Miguel y apuntar que “solo habla mal de él” —comentarios que hicieron Lydia Lozano y Sergi Ferré—, la cantante decidió irse. “Se me está acusando de cosas que no son verdad. Yo me voy y que el programa, si quiere, no me pague”, explicó, mientras se iba del plató ante la incredulidad de algunos colaboradores y mientras Patiño y otros compañeros acompañaban a Karina con la intención de convencerla de volver a sentarse para hacer la entrevista hasta el final.

Tras una publicidad, el equipo consiguió que Karina saliese de nuevo al plató. La artista se justificó y afirmó que no tenía un buen recuerdo de su expareja, pero que le deseaba el éxito y que fuese muy feliz. Patiño justificó la pregunta diciendo que estaba de plena actualidad, pasando rápidamente a otros temas para intentar que la cantante no se sintiese mal de nuevo y abandonase el programa por segunda vez. Pasaron a hablar de la boda de su hija, otro asunto que motivó el disgusto de Karina y que hizo que un colaborador la calificase de “pesada”. Por segunda vez, Karina amenazó con irse, aunque María Patiño logró frenarla y pidió al colaborador que se disculpase. Sin embargo, a la tercera fue la vencida, se le cuestionó por el bautizo de su nieto y sus apuros económicos, lo que motivo que la artista empezase a llorar y asegurase que seguía cantando para poder subsistir porque su pensión era pequeña. “No quiero estar más aquí, me quiero ir a casa”, remató. Y así, se levantó, y con todos los colaboradores detrás suya tratando de hacer que cambiase de opinión, la artista abandonó definitivamente el plató de televisión. Una dura noche que no quedará guardada en el “baúl de los recuerdos” de Karina.