Actualizado
domingo, 17 marzo 2019
00:13
h
URGENTE

“Escribir es mi estrategia para conseguir resistir”

isabel tejada
  • literatura. La poetisa y escritora Isabel Tejada.
    literatura. La poetisa y escritora Isabel Tejada.
Espacios en blanco es el nuevo poemario de Isabel Tejada, una obra que en palabras de la autora es “un intento humilde de resignificar un profundo desarraigo vital

Espacios en blanco es su nuevo poemario, publicado por la editorial Arma Poética. ¿Qué hay entre sus versos?

—Continuos autodiálogos. También continuos planteamientos y continuas preguntas para poder entender o ubicarse. Para reconciliarse, de alguna forma, con el mundo en el que el personaje de Babel se mueve y del que, a la misma vez, se siente expulsada.

—Está protagonizado por Babel. ¿Cómo describe a este personaje?

—El personaje de Babel es la personificación de un intenso desarraigo vital. De la búsqueda de una misma en las cosas, en las personas, en todo lo que observa. “Tengo ojos donde puedo escabullirme”. Incido en poner en valor el ejercicio de la observación y de cómo el hecho de observar con cierta profundidad pasa a ser una forma también de escuchar lo que nos rodea y, a la vez, de escucharnos a nosotros mismos.

—Es un libro plagado de mensajes. ¿Cuál es la moraleja final?

—No hay moraleja. Solo un pacto de concordia con el mundo, con la soledad, con la realidad, al que llega Babel. Pacto que solo puede ser establecido desde la humildad como condición necesaria para la aceptación, una aceptación que no es el resultado de la resignación, sino de una profunda lucidez.

—Según este libro, los espacios se quedan en blanco para Isabel Tejada. ¿Es así?

—No. De ninguna forma. Ya lo dicen los científicos. El vacío está lleno. Simplemente hay que saber mirar. Replantear conceptos. Lo que en un primer momento, para Babel, es un espacio en blanco (el espacio que contiene la monotonía de ser; el espacio que se intenta llenar con el amor, entendido como intento de conectar, como nido donde sentir calidez, donde sentirse “cerca de” aunque sea por un tiempo limitado, apenas un hilo que le une al otro pero que es demasiado fino y que finalmente se rompe; el espacio del hueco que queda cuando no nos hacen hueco) al final se presenta como un taller para el aprendizaje y para el autoconocimiento. Para la aceptación de ser. Para la paz de ser.

—Pessoa dijo que “la vida no basta, por eso existe la literatura”. ¿Para usted, es una necesidad?

—Siempre lo digo. Escribir es mi estrategia para resistir. Un espacio donde transformar el desastre.

—Autora de seis poemarios, ¿para cuándo su próximo proyecto?

—Tengo previsto que en diciembre salga un nuevo libro en soporte digital. Es un proyecto que me apetece mucho. Pero ya se sabe. “Lo único seguro es el horizonte”