Actualizado
jueves, 17 agosto 2017
21:42
h
URGENTE

Gran concierto en la villa musical

El IV Curso del Clarinete Villa de Canena llega a su fin con una actuación en su conocido balneario
Ver comentarios

Aunque el festival Villa de Canena llegó a su fin, las actividades del municipio
jiennense continúan para potenciar el talento de sus jóvenes. Muestra de ello es el IV Curso de Clarinete que comenzó el pasado lunes y que concluirá esta misma tarde. Pero antes de hacerlo, los veinte clarinetistas que conforman esta nueva edición musical celebraron, en los jardines del balneario San Andrés, un concierto nocturno donde tocaron temas como la obertura de Las bodas de Fígaro, de Mozart; La muchacha de los cabellos de lino, de Debussy, o Aleluya, de Haendel, obras muy conocidas y adaptadas a la sección de viento. “El año pasado nos llovió y no pudimos dar el concierto. Este año teníamos muchas ganas de tocar, y más en la villa musical por excelencia que es Canena. Entre nuestros alumnos hay estudiantes de Grado Superior y, algunos que ya terminaron la carrera. Es una forma que tienen para desarrollarse profesionalmente y tocar un repertorio que, quizás, en otras bandas, no tienen oportunidad”, comenta Manuel Jódar, organizador y uno de los profesores del curso.

Estas clases de clarinete, que durante toda la semana se realizaron en la Casa de la Música, tuvieron tan buen acogida que, para el próximo año, se piensan ampliar el claustro de profesores para poder coger a más alumnos. “Este curso es una forma de agradecer al pueblo su cariño y entrega, y también al Ayuntamiento, que nos cede siempre sus instalaciones”, afirma Jódar. La gran fiesta de la música de Canena llegó a su fin con la entrega de unos diplomas acreditativos tras su concierto de clarinete, que despertó la ovación de todo el público.