Actualizado
sábado, 15 junio 2019
21:47
h
URGENTE

Figueroa: El artista urbano

Calles, plazas y colegios de Mancha Real lucen pinturas y esculturas suyas
Ver comentarios
|
07/02/2019
  • PINTURA. Ramón Figueroa Hortelano, junto a uno de los murales que ha realizado, 3 metros por 40, en Mancha Real.
    PINTURA. Ramón Figueroa Hortelano, junto a uno de los murales que ha realizado, 3 metros por 40, en Mancha Real.

El pintor, escultor y ceramista Ramón Figueroa Hortelano se siente feliz de poder expresar su arte para el disfrute de la ciudadanía. Son varias las obras suyas que pueden verse en calles, plazas y colegios de Mancha Real, ya que no solo tienen un sentido ornamental, sino práctico, como es el caso de la farola que el Ayuntamiento inauguró ayer en el colegio La Paloma. “Esta farola forma parte de una serie que se han colócalo en otros dos colegios. Es la tercera escultura. Una representa a un profesor con su carpeta y las otras dos simbolizan que esperan a que los niños crucen la calle”, explica este creativo de Jaén, que desde hace años reside en Mancha Real, de donde es natural su esposa.

“Mis esculturas se pueden dividir en dos grupos, participativas y mobiliario urbano”, explica. En esta última acepción se incluyen las farolas, ya que, además de tener un diseño único, funcionan, es decir, dan luz. Las participativas son aquellas que se requieren la participación del observador para completarse. En este sentido se incluye la titulada Viajero, que está colocada en la Estación de Autobuses de Mancha Real, o la que se exhibe en la Plaza del Ayuntamiento dedicada a los jubilados. Esta última representa a una persona mayor sentada y hay un brazo que abraza al usuario que se siente a descansar en el banco. Ramón Figueroa no puede ocultar su agradecimiento al Ayuntamiento de Mancha Real y a la alcaldesa, Mar Dávila, en particular, por permitirle expresarse como artista. Además de las esculturas, también realizó un gran mural de flores, de 3 metros de alto por 40 de largo, en una pared de la calle Letraña, junto a la calle Florida; y otro mural de 30 metros de largo que lo tituló “Mil mariposas”, con lo que el artista deja entrever la temática. Se considera autodidacta en todos los sentidos, hasta el punto, dice, “que yo me fabriqué mi propio horno de cerámica”.

Su currículum es abultado, ya que pasó 5 años como monitor en la Universidad Popular Municipal de Jaén, otros 3 como monitor de la Prisión Provincial, además de impartir cursos para Aprompsi y en colegios como clases extraescolares. También ha realizado infinidad de retratos hiperrealistas y se ha dedicado a la decoración.

En estos momentos, Ramón Figueroa realiza retratos al óleo de personajes significativos de Mancha Real. Quizá, confiesa, lo que le hizo más ilusión, fue realizar la falla de Mancha Real del año pasado: “Esto fue un gran honor para mí, ya que la falla de San José tiene una tradición 35 años y siempre se le ha encargado al gremio de los carpinteros, por lo que fue un gran honor que se me pidiese que la hiciera”, manifiesta. Fue una falla de 12 metros de alto y con un búho al que se le movían los ojos.