Actualizado
sábado, 17 noviembre 2018
12:03
h
URGENTE

El tiempo “se para” en Villargordo

Los artistas Maki y María Artés conquistan al público con sus conocidos éxitos

Agritos. Así recibieron a María Artés los villargordeños. ¿El motivo? La expectación que se palpaba en la Caseta Municipal para ver a la artista sobre el escenario y escuchar su bonita voz. Y no defraudó. Con el sonido de una gota y rodeada de pompas de jabón, de humo y de algunas que otra llama de fuego comenzó a cantar coreada por los numerosos asistentes.

Tras interpretar varios de sus éxitos, como Si tú Supieras o De Colores, Artés confesó a su público que no había llegado a Villargordo sola, la acompañaba su notable tripa en la que lleva a su niña, comentario con el que arrancó muchas sonrisas y dejó uno de los momentos más emotivos del concierto. Tras cantar Te amo, dejó el amplio escenario entre aplausos, aunque no del todo. Y entonces llegó el momento. Villargordo congeló las agujas del reloj porque apareció Maki para Parar el tiempo, título de uno de sus temas más conocidos. A su lado, uno de los artistas que lo acompaño en el concierto, Calero. El relevo lo tomó Saray Jiménez, que cantó, junto al aclamado Maki, el tema Te quiero a morir. Y llegó el momento de bailar, pero no de cualquier manera sino con los minutos más especiales de la noche, cuando El Maki llamó a su querida María Artes. “Tenían algo que contarse” y lo hicieron con mucho ritmo, complicidad y con una compenetración que se palpaba en el escenario. La noche dio para mucho más y el artista interpretó varios de sus éxitos como Vuelvo a ser niña, La Flor más Bonita o Flamenca. El final fue, de nuevo, para hacer un guiño al tiempo y a su famosa Isla del Amor. Un final a lo grande para una exitosa preferia que supone solo el principio de lo que les queda por disfrutar a los villargordeños en los próximos días en los que no importará el tiempo, sino los momentos por vivir.