Actualizado
lunes, 19 noviembre 2018
22:14
h
URGENTE

El resurgir de la Academia Mariana

La institución es la única española de sus características junto con la de Lleida
Ver comentarios
  • 1985. Ante la puerta de la iglesia de San Pablo, los participantes en la Asamblea de Estudios Marianos celebrada en Úbeda posan para el recuerdo.
    1985. Ante la puerta de la iglesia de San Pablo, los participantes en la Asamblea de Estudios Marianos celebrada en Úbeda posan para el recuerdo.

La devoción a la Virgen y la divulgación de esta fe dieron lugar, en 1862, a la fundación de la Academia Bibliográfica Mariana de Lleida, una prestigiosa institución que, con el paso del tiempo, se convirtió en un importante centro de promoción del estudio en torno a la figura de María. Tan renombrada fue, desde su fundación, la actividad de la academia catalana que sus convocatorias se contaban por éxitos. Precisamente una de las más celebradas, sus Juegos Florales, se convirtió en el germen —poco más de un siglo después— de su “hermana” jiennense, la Academia Bibliográfica Mariana Virgen de la Capilla. Corría el año 1967 cuando la cofradía de la capital del mar de olivos se desplazó hasta Lleida para que la patrona de Jaén presidiera los actos literarios de la institución leridana, una cita de la que la hermandad mariana volvió entusiasmada y llena de planes. Entre otros, la creación de una academia en tierras jiennenses, a través de la que divulgar la devoción a la Señora de la Capilla. Diez años hicieron falta para que la entidad fuese una realidad que, desde su nacimiento, no ha parado... O sí, como aclara Manuel López Pegalajar, académico director en la actualidad: “Hubo falta de acuerdo entre anteriores hermanos mayores y la dirección de la academia a partir del año 2000, que supuso que, desde 2003, cesara, prácticamente, su actividad”. Según López, el hermano mayor —ya fallecido— Enrique Caro, ideó la recuperación de este órgano, que su sucesora, Suli Colmenero, ha retomado con brío: “Nos reuniremos para estudiar la financiación de la academia y la programación de actos, para que no nos pisemos”, expresa el director, que rememora la intensa actividad de la institución: “Celebramos cuatro asambleas de estudios marianos ordinarias y otra extraordinaria, se publicaron ponencias de casi todas ellas...”. La Academia Bibliográfica Mariana Virgen de la Capilla se ha puesto manos a la obra y lo primero que ha hecho es renovar la lista de miembros: “Somos, en total, treinta, de los cuales catorce son electos, que pronunciarán sus discursos a partir de septiembre”, manifiesta López, y añade: “El perfil de los nuevos académicos responde a personas creyentes, formadas y con estudios sobre marianismo, arte, costumbres y todo lo relacionado con la Virgen”. Desde el deán de la Catedral, Francisco Juan Martínez, pasando por el historiador del Arte Miguel Ruiz Calvente; José Manuel Marchal, Filomena Garrido, cronistas, literatos... ocupan los “sillones” de la ensolerada institución, que lucha por continuar la labor de divulgación e investigación de una entidad muy arraigada en la provincia.

cinco asambleas de estudios en jáen

historia. Jaén —en dos ocasiones—, Úbeda, Andújar y Baeza son las ciudades en las que la academia ha celebrado las cinco asambleas de estudios marianos convocadas hasta la fecha. Cinco citas de las que salieron ponencias, investigaciones y estudios sobre la figura de la Virgen María y sus diferentes advocaciones y que, ahora, la institución incluye entre los proyectos de esta nueva época académica.