Actualizado
domingo, 18 noviembre 2018
13:35
h
URGENTE

El mestizaje de Maita Vende Cá

El cantante actúa esta noche en la VI edición del festival más flamenco
|
15/08/2018
  • CONCIERTO. Antonio Luis Caña Santana, más conocido como Maita Vende Cá, es el tercer artista que se sube al escenario en este nueva edición.
    CONCIERTO. Antonio Luis Caña Santana, más conocido como Maita Vende Cá, es el tercer artista que se sube al escenario en este nueva edición.

El artista sevillano Antonio Luis Caña Santana, conocido artísticamente como Maita Vende Cá (“mi madre es gitana” en calé) actúa esta noche a las 22:00 horas en el auditorio Ruinas de Santa María de Cazorla. La VI edición del Festival “Cazorla Flamenca” da la bienvenida al cantautor y compositor, después del éxito cosechado por los cantaores jerezanos “La Macanita” y José Mercé.

Nacido en el seno de una familia humilde de la Isla de San Fernando, desde muy pequeño estuvo marcado por las influencias musicales de la provincia de Cádiz, que le vio crecer y madurar como cantante y artista flamenco. Pisó por primera vez un teatro a la edad de ocho años, presentándose como espontáneo, a partir de un cartel donde se anunciaban los artistas del teatro La Alameda, dirigidos por el reconocido director musical Maestro Tejero de Jerez de la Frontera.

Fueron esos primeros aplausos los que le hicieron saber que su vida estaba en la música y en los escenarios. Nunca le gustaron los libros, así que siguió formándose como artista, pasando horas y horas escuchando a Pata Negra, Ketama, Tijerita, Parrita, Manzanita y Camarón. Estuvo a punto de dedicar su vida al fútbol, pero la música lo salvó de sus garras.

Su primer disco titulado con el nombre del grupo de amigos que reunió para hacer más llevadera la fractura de una pierna en el verano de 1996, alcanzó el disco de platino con más 100.000 copias vendidas. La mayoría se vendieron en ciudades como Bilbao, Barcelona, Vigo o Asturias. Entonces se hablaba de “nuevo flamenco”, “fusión” y “mestizaje”, palabras que ahora definen un estilo propio marcado por la fortaleza y resistencia de su personalidad.

La clave de su éxito puede ser su apuesta sin miedo por la música, que en sus manos, se vuelve un objeto maleable con el que ensamblar géneros como la samba, el reagge o el flamenco. El resultado son baladas con estribillos certeros cargados de sentimientos. En junio del 2017, el artista publicó “X20+”, su primer disco en solitario con el que conmemora su viente años en la música, y en el que apunta maneras para seguir otros veinte más. Lo comprobaremos esta noche en Cazorla y el 24 de agosto en Zahara de los Atunes, con directos cargados de energía para hacer vibrar al público.