Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
12:54
h
URGENTE

El gran recuerdo de la noche que Jaén se llenó de cultura

Magisterio acoge una exposición fotográfica de “La Noche En Blanco”
  • INAUGURACIÓN. La vicerrectora María Dolores Rincón acompañó a los fotógrafos participantes en el rally en la apertura de la exposición en Magisterio.
    INAUGURACIÓN. La vicerrectora María Dolores Rincón acompañó a los fotógrafos participantes en el rally en la apertura de la exposición en Magisterio.

Francisco Hermoso Torres, Francisco José Moreno Leiva, José Manuel Navarro Castillo, José Robles Montilla y Juan E. Murcia vivieron aquella noche en la que la cultura se hizo de las calles y los monumentos de Jaén de otra forma. Fue desde detrás del visor de su cámara fotográfica. Ellos inmortalizaron La Noche en Blanco, a través de sus objetivos, una velada en la que la ciudad se abrió y se empapó de cultura. Ahora, las mejores tomas de aquel rally fotográfico en el que participaron se pueden visitar en la Antigua Escuela de Magisterio. Allí, la Universidad de Jaén organiza una exposición fotográfica para rememorar aquel 3 de junio, más de seis horas de programación ininterrumpida. Se podrá visitar hasta el 31 de octubre.

La exposición, comisariada por Manuel Torres Cantero, fue inaugurada por María Dolores Rincón González, vicerrectora de Proyección de la Cultura, Deportes y Responsabilidad Social. Ella rememoró aquella cita en la que había más de medio centenar de propuestas culturales, tanto en los monumentos más emblemáticos, abiertos especialmente para la ocasión más allá del anochecer, como en espacios públicos, plazas y calles, todas gratuitas y para todos los gustos. Cientos de personas por las calles encontraban, al girar cualquier esquina, conciertos, visitas guiadas y, sobre todo, un ambiente diferente.

Las fotografías que se exponen en Magisterio se detienen, especialmente, en una plaza de Santa María cautivada por el jazz; la danza en el Archivo Histórico; las estatuas parlantes de la Plaza de Santa María Luisa de Marillac o el imponente Réquiem en La Merced. Un gran aperitivo para abrir boca mientras que llega la segunda edición.