Actualizado
martes, 13 noviembre 2018
18:45
h
URGENTE

Baeza vuelve a convertirse en verso

Crece la expectación en la ciudad por el concierto de Serrat en la Plaza de Santa María
Ver comentarios
  • GANAS. Seguidores de Serrat posan con la bibicleta de Diario JAÉN y el cartel del concierto.
    GANAS. Seguidores de Serrat posan con la bibicleta de Diario JAÉN y el cartel del concierto.

E l miércoles puede ser un gran día. Y de seguro que lo será ya que Baeza vibra con los preparativos para lo que, sin duda, se convertirá en uno de los acontecimientos del año para la ciudad y la provincia. Joan Manuel Serrat, uno de los grandes cantautores del país, ofrecerá un concierto único para todos aquellos que quieran disfrutar de su nueva gira Mediterráneo Da Capo, cuyas entras siguen a la venta.

Tal es el acontecimiento, que Baeza ofrece como gran telón de fondo, nada más y nada menos, que una de sus joyas de la corona, la plaza de Santa María. Para que no falte ningún detalle, la organización ya se ha puesto manos a la obra y llevan días con el montaje y los preparativos porque Serrat, el mismo que le puso letra a algunos de los grandes poemas del respetado Machado, no se luce todos los días en una ciudad que desprende magia y encanto por cada rincón. Porque Baeza, aunque resulte algo contradictorio, tiene mucho en común con el catalán. Los separan cientos de kilómetros pero ambos son historia, uno de la música española y la otra como uno de los grandes tesoros de España y, ambas, son dignos de admirar y ver. Por ello, que Serrat visite Baeza cuando ésta cumple XV años como ciudad Patrimonio de la Humanidad, nombrada por la Unesco, solo puede ser señal de una cosa, la riqueza cultural se atrae y los seguidores de la cultura lo notan. ¿Por qué?, pues porque en el municipio casi no se habla de otra cosa. El principal punto de venta de entradas del municipio, Pópulo Servicios Turísticos, situado en la Plaza de los Leones, no deja de recibir interesados en adquirir las entradas que quedan. Pasear por las bellas calles y descubrir algunos de los monumentos que Vandelvira y el resto de arquitectos dejaron como herencia a la ciudad de “ los montes que duermen envueltos en la niebla”, comparte, estos días, protagonismo con las tertulias que comparten los vecinos en las que Serrat es protagonistas. Están los que lo vieron en otras épocas, los seguidores fieles, los que esperan de la cita que sea irrepetible y los que entre cafés y tostadas, comentan el despliegue en el que se ha envuelto el escenario en el que se ofrecerá el espectáculo. Pero por si faltaba algún detalle, la bicicleta de Diario JAÉN, uno de los promotores del concierto, ya se pasea por algunos de los lugares más céntricos de Baeza con el cartel anunciador, que solo ofrece mil cuatrocientas entradas a cambio de vivir una experiencia para el recuerdo de sus asistentes. Asimismo, cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento de Baeza a través de su Concejalía de Educación, Cultura y Fiestas, además de contar con la colaboración de la sede Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) de la ciudad. Un aniversario para la ciudad que ha contado con múltiples actividades entre las que destaca este espectáculo y que de seguro harían que, si Machado pasara de nuevo por los campos baezanos, se sintiera orgulloso cómo sus poemas cobran vida con la música del cantautor y de la manera en la que miman y cuidan los habitantes las calles por las que tanto paseó el poeta sevillano.

Para los que quieran saber qué se sentirá durante las horas que duré el espectáculo, la gira está basada en un viejo proverbio catalán que resume la epopeya de Ulises, de La Odisea, que dice: “Gira el mundo y vuelve al Born”, que es uno de los principales y más antiguos mercados de abastos de Barcelona. La noche promete y cada vez está más cerca, la libertad que llevó por bandera siempre el catalán, el camino que lo hizo caminante, los cantares de aquel poeta que dejó huella para siempre en La Loma, o esos pueblos blancos que tomarán un color verdoso en Baeza, merecerán la pena cuando la ciudad pare la noche para brillar con luz propia y con la del autor.

Porque puede ser que el mar Mediterráneo no pase por Jaén pero sí lo hará Serrat para dejar huella y para cantarle a otro océano aunque sea verde así como para hacer de Baeza una ciudad más bella si cabe, para ponerle poesía a la joya renacentista de enamora.