Actualizado
miércoles, 19 septiembre 2018
21:24
h
URGENTE

Baeza se viste de cine para recibir a Lope enamorado

La producción cuenta con el apoyo de RTVE, Canal Sur y la Diputación de Jaén

Entre la Plaza de Santa María y la de la Santa Cruz de Baeza, la historia volvió a renacer y cobrar vida. Ante un sol que dio tregua, con una suave temperatura, y entre sus calles de piedra, la arquitectura medieval de la ciudad Patrimonio de la Humanidad —que celebra el 15 aniversario desde tal proclamación— acogió el rodaje de Lope enamorado, una miniserie en formato de largometraje protagonizada por Jesús Olmedo y Marta de Nevares. Y es que no hizo falta que se hiciera de noche para ver desde el casco histórico baezano a grandes estrellas, como fueron Juan Diego Ruiz, Carlos Iglesias, Sara Ribero y Mario Zorrilla, quienes no se perdieron este viaje y formaron parte del elenco de esta ficción.

Esta producción de RTVE, en la que, además, participa Canal Sur y la Diputación de Jaén, trasladó a los baezanos a los siglos XVI y XVII gracias a la dirección y guion de Rodolfo Montero, quien, desde que tuvo este proyecto en mente, quiso que la ciudad fuese uno de sus escenarios principales. En esta línea, y durante el rodaje, aseguró: “Llevamos unos días grabando. Baeza es espectacular y su ciudadanía es muy amable, respetuosa y generosa. Cualquier rincón de esta ciudad es digno para grabar. Todo está muy bien cuidado. Esta historia de amor, que fue tan dura como cierta, queremos envolverla en un tono de cuento. Contamos algo tan duro que solo este formato lo acepta y lo maneja bien. En ese concepto, creo que los exteriores son un personaje más”.

El director aseguró que el público encontrará en sus pantallas a un Lope atractivo, de cierta edad, y que llega a ser “el Mick Jagger de su época”. “Todo el mundo lo amaba, desde las mujeres de clase alta hasta la de los lupanares. Él era muy especial y pendenciero. Pero un día, una mujer cambió su vida. Se enamoró, ella enfermó y él se dedicó a cuidarla. Conozco Jaén desde hace muchos años y siempre he pensado en grabar aquí porque es uno de los sitios que mejor cuida su historia. Además, no me puedo olvidar de mi amigo Antonio del Real, quien siempre me ha hablado tan bien de su tierra que me ha trasmitido su pasión”, afirmó Montero.

El rodaje continuará en Baeza hasta el viernes, y luego pasará por Cádiz. Una segunda unidad irá a Sabiote para coger unas “estampas de transiciones” y con un dron grabarán escenas por Baeza, pero fuera del plan de rodaje.

Así, con claqueta en mano, sonido preparado y los figurantes esperando a interpretar su mejor papel, en el set de control, y a la sombra, se encontraban la alcaldesa de Baeza, Dolores Marín, y el diputado de Cultura, Juan Ángel Pérez. Marín se mostró orgullosa de dar cabida en su ciudad al equipo de la ficción y dijo: “Estoy contentísima por tener la posibilidad de que esta tierra vuelva a ser un escenario de cine. Es una gran proyección para nosotros y, sobre todo, en unas fechas tan importantes, como el 15 aniversario de la declaración de Baeza como Patrimonio de la Humanidad. Esto es consecuencia de hacer bien las cosas. Hoy respiramos el sabor y encanto antiguo de cuanto nos rodea. Están participando, además, muchos extras de aquí. Todo ello supone un impulso económico para la ciudad”.

Por su parte, el diputado mostró su interés en el proyecto y añadió: “Esta idea se fraguó durante el 25 aniversario de nuestro apoyo al cine español. Fue una suerte contar con personas como Rodolfo Montero o César García, que han hecho mucho por el cine en Jaén. Es un orgullo que Baeza vuelva a ser sede de una película”.

El proceso de creación de una película es largo. Tras la grabación comenzará el montaje de la escenas y el sonido, además de su tratamiento para ofrecer al espectador la mejor calidad. Esto supone que podrá pasar hasta un año para que poder ver el trabajo completo. Sin embargo, y mientras tanto, muchos son los curiosos que, estos días, se asoman por los balcones y las bocacalles de la ciudad para ser testigos de un encuentro de época.