Actualizado
jueves, 23 mayo 2019
13:48
h
URGENTE

Las banderas de la Cofradía Matriz invitan a la Romería

El primer domingo de publicación llena de alegría las calles, barrios y pedanías que visita el cortejo romero
  • dESFILE. El cortejo cofrade de banderas, a su paso por la Plaza de Toros.
    dESFILE. El cortejo cofrade de banderas, a su paso por la Plaza de Toros.

Cohetes, palmas, tambores, pasodobles y vivas a la Virgen de la Cabeza cautivaron el corazón de muchos en el primer domingo de banderas. Como manda la tradición, la Hermandad Matriz de la patrona iliturgitana invita, durante las semanas previas a la celebración de la Romería abrileña, a vivir intensamente esta y a tener como eje principal de la fiesta a su venerada titular, la Virgen de la Cabeza, así como sus principales actos en toda la ciudad y en la Basílica del Real Santuario. Los abanderados de la antigua corporación comenzaron el peculiar desfile en el que portan las queridas insignias desde la ermita donde se encuentra la imagen vicaría de la cofradía, en la calle Ollerías, tras celebrar la misa de imposición de medallas y jura de reglas de los nuevos hermanos cofrades. Concluida la celebración litúrgica, con ambiente alegre, transcurrieron calles y plazas hasta llegar al convento de las madres trinitarias, posteriormente visitaron el colegio “Madre del Divino Pastor” y las Escuelas Profesionales, “Sagrada Familia”. Al mediodía, las emociones se hicieron presentes al llegar a la residencia de ancianos y centro de día “Orpea”, donde los experimentados abanderados hicieron palpitar el corazón de los presentes, al tremolar los damascos que portan, al son del himno de “La Morenita”. De igual modo, la hermana mayor de este año, Eva Soto, acercó el cetro donde luce la imagen de la Virgen para que lo besara cada persona que allí esperaba, con ansia, la visita.

Tras la comida de hermandad en la sede de la institución religiosa, los cohetes volvieron a estallar en los cielos, en esta ocasión, la Cofradía Matriz visitó las pedanías de la ciudad, pese a que la lluvia comenzó a hacerse presente.

Las banderas “rompieron el aire” con deseo de proclamar la Romería en el poblado de San José de Escobar. Seguidamente, la pedanía de Los Villares recibió con gozo el cortejo romero. La Ropera sería la siguiente en acoger a la Hermandad. Las Vegas de Triana y El Sotillo fueron los últimos en ver los damascos coloridos volar al viento abrileño en el domingo.

La siguiente cita tendrá lugar el próximo domingo de Resurrección, en la semana del pórtico.