Actualizado
domingo, 17 diciembre 2017
10:01
h
URGENTE

La Morenita reúne a sus devotos el día de su aparición

Matriz. Valoración eficiente de la Cofradía Matriz de la Virgen de la Cabeza en el desarrollo de la fiesta

Tras la celebración de la Aparición de la Virgen de la Cabeza, la cofradía matriz realizó un balance positivo de esta edición. El comisario de la junta gestora, Ramón Colodrero, destacó el hecho de que no hubiese ocurrido ningún incidente teniendo en cuenta la gran afluencia de devotos que se desplazaron hasta el cerro. “En todos los aspectos la Aparición transcurrió con normalidad, la asistencia en general fue alta, no solo por el número de cofradías sino por las personas que las acompañaron”, indicó Colodrero. El comisario también recalcó que este año la Aparición se desarrollase a las puertas del fin de semana: “Es un hecho que también repercute positivamente porque los asistentes se han podido quedar más tiempo, incluso pasar el sábado y el domingo enteros”. Por su parte, la matriz agradeció a los devotos su asistencia. “Por supuesto a la orden trinitaria que, dentro de la organización de los actos que nosotros hemos hecho, tenemos su colaboración. Y también al Ayuntamiento por toda la implicación que tiene”. Una vez más, Ramón Colodrero recordó una de las reivindicaciones históricas que se celebró en el santuario, como es el amplio dispositivo sanitario y la potabilización del agua en el poblado.

En cuanto a la seguridad, los servicios operativos se activaron el viernes a las siete de la tarde y finalizaron sus servicios a las cuatro de la madrugada del sábado. Hasta el cerro se desplazaron seis agentes de Policía Local junto con dos vehículos del cuerpo. Los miembros del cuerpo de Bomberos también velaron por la seguridad de los devotos que allí se encontraban. Hasta el santuario se desplazaron los vehículos de “pick up” con material de extinción y el de forestal BFP con diferentes materiales y utensilios.

Un año más, casi una treintena de voluntarios de la agrupación de Protección Civil también veló por los peregrinos en el cerro. Los voluntarios estaban acompañados de una ambulancia y de un todoterreno de apoyo sanitario, entre otros. El dispositivo de seguridad de esta Aparición lo completo un servicio de UVI móvil que permaneció en el Santuario desde la siete de la tarde del viernes hasta las siete de la mañana del sábado. Hasta el santuario también se trasladaron algunos trabajadores municipales como electricistas o fontaneros, entre otros.

Las altas temperaturas no supusieron un problema y tampoco impidieron que miles de devotos de María Santísima de la Cabeza se congregaran de forma masiva en el cerro del Cabezo. El besamanto comenzó pasadas las cuatro de la madrugada cuando la Virgen entró en su camarín. Tras recibir a todas las personas, que aguardaron haciendo cola durante horas, el acto finalizó sobre las seis y media de la mañana del sábado cuando los últimos devotos dieron por concluida la multitudinaria fila que se había formado desde la media noche.

En este caso, las calzadas del santuario, además de la plaza del poblado, se llenaron de personas para ver a La Morenita. Tras la misa presidida por el obispo de Jaén, Amadeo Rodríguez Magro, dio comienzo la solemne procesión. Los miembros de la Asociación Mariana de Anderos portaron a la imagen de La Morenita en sus andas mientras los vítores y aplausos a la Reina de Sierra Morena se sucedían por las inmediaciones. Paso a paso, la procesión se detenía, ya que el fervor de la gente hacía que la imagen tuviese que ir más lento de lo normal.

Un año más, la Virgen estaba acompañada por las cofradías filiales que participaron en el 790 aniversario de la Aparición de Nuestra Señora de la Cabeza. En esta ocasión fueron sesenta y cuatro las que arroparon a la patrona de Andújar en su procesionar. Algunas agrupaciones parroquiales también quisieron sumarse a los actos y cultos organizados con motivo de la Aparición que finalizó sin incidentes y con una valoración más que positiva por parte de la Cofradía Matriz de la Virgen de la Cabeza.

Todo ello comenzó con la presentación del cartel anunciador de las fiestas, cuyo autor de la obra este año fue el escultor iliturgitano, Manuel López. La pintura mostraba una imagen de la Aparición con los nombres de las filiales.