Actualizado
lunes, 26 junio 2017
22:39
h
URGENTE

El “Ciclo” analiza el papel de la mujer en la cofradía

El historiador Enrique Gómez profundiza en la labor de las féminas en la Romería desde el siglo XVI al XVIII
  • CHARLA. Enrique Gómez, acompañado de Domingo Conesa, Pedro Luis Rodríguez y José Antonio Hinojo.
    CHARLA. Enrique Gómez, acompañado de Domingo Conesa, Pedro Luis Rodríguez y José Antonio Hinojo.

El ciclo de conferencias del vigésimo quinto pórtico romero llegó a su ecuador. De la mano del historiador Enrique Gómez, los asistentes conocieron el papel que desempeñó la mujer en la Romería de la Virgen de la Cabeza, entre los siglos XVI y XVIII.

En este sentido, Gómez, que es miembro de la Real Academia de la Historia y del Instituto de Estudios Giennenses, destacó que “esa invisibilidad de la mujer en las cofradías no ha sido como tal, ya que en muchos estatutos de las hermandades tenían su espacio concreto y específico”. El ponente habló de los distintos estatutos de las cofradías de ciudades como Úbeda, Baeza, Jaén y Lucena. Tras el estudio de los documentos, Enrique Gómez resaltó el término de “cofrada” con el que se designaba a la mujer dentro de la cofradía: “Es una distinción, con lo cual ese lenguaje no sexista existía en el siglo XVI, pero en el XVIII va a desaparecer de los estatutos que conocemos de Andújar, como de otras cofradías”. “La gente llegaba a las cofradías en los últimos momentos de su vida por enfermedad, o en el momento de la muerte, para que tuvieran un entierro digno, les dijeran misas y fueran acompañados por los cofrades, con velas y que les hicieran una misa”, aseguró el ponente. El historiador indicó, además, que los cofrades tenían que pagar una cuota, además de hacer actividades durante todo el año y estaban obligados, porque si no eran sancionados y expulsados, no es como ahora y ese trabajo condicionó el papel de la mujer dentro de las cofradías. La conferencia fue presentada por el concejal de Festejos, Pedro Luis Rodríguez, quien estuvo acompañado, por el rector de la Basílica del Santuario, Domingo Conesa, el hermano mayor, José Antonio Hinojo, además de numerosas personas que quisieron saber más sobre La Morenita.