Actualizado
miércoles, 26 septiembre 2018
08:52
h
URGENTE

“Regreso” a la época renacentista

Fiestas para celebrar el ingreso de Úbeda en la lista de Ciudades Patrimonio

Arrancan en la ciudad de Los Cerros las decimoquintas Fiestas del Renacimiento. Unos festejos que nacieron para conmemorar la inclusión de Úbeda en la lista de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, hecho que se produjo el 3 de julio de 2013.

Para celebrar tan importante fecha, en esta edición, el Ayuntamiento diseñó una amplia programación, con una duración de 30 días, para la que cuenta con la colaboración de asociaciones y colectivos, cuyo colofón serán las Fiestas del Renacimiento que, durante cuatro días, llenarán las calles del casco antiguo de espectáculos culturales, musicales y de ocio para todas las edades.

Lo que se pretende con ellas es hacer partícipes a todas las personas que se acerquen hasta la ciudad patrimonial para compartir con los ubetenses esta efeméride. Unas fiestas en las que se les da un especial protagonismo a las asociaciones y colectivos. Un ejemplo: desde el área municipal de Participación Ciudadana se impulsa una nueva edición del taller de costura, en el que se cosieron trajes, banderolas y pendones que servirán para trasladar al público, a través de una ambientación diseñada al efecto, a la época de esplendor renacentista durante estos días. Todas las personas que se confeccionaron sus trajes en el taller, junto con otras que ya lo hicieron en ediciones anteriores, participaron en el desfile y posterior recorrido del séquito imperial por el mercado renacentista y por las principales calles de la ciudad hasta llegar a la monumental Plaza Vázquez de Molina.

El mismísimo emperador Carlos V realizó la jura de fueros al filo de las 21:30 horas, en la Plaza de Andalucía, ante cientos de ubetenses. Allí juró guardar los privilegios, fueros y mercedes concedidos a la ciudad por sus antecesores. Posteriormente, el emperador ofreció un pregón en el Ayuntamiento. En la Plaza Vázquez de Molina, a las 22:00 horas, el séquito imperial inauguró oficialmente el mercado, las tabernas renacentistas y las actividades, exposiciones y talleres organizados para la esta edición de las fiestas.