Actualizado
sábado, 17 noviembre 2018
17:18
h
URGENTE

Espléndida recreación en La Mota

La Fiesta Medieval atrae hasta la fortaleza a numeroso público local y foráneo

Un concurrido pasacalles abrió, por todo lo alto, la duodécima edición de la Fiesta Medieval de la Fortaleza de La Mota, una celebración que continuará esta noche y la de mañana. La programación se abrió con un pasacalles con salida en la escalera próxima a los jardines de la Trinidad. El concurso convocado este año para la ocasión aumentó la presencia de personas ataviadas de época, a la usanza cristiana o andalusí. Entre los presentes en el cortejo, se hallaban autoridades locales, encabezadas por el alcalde de la localidad, Carlos Hinojosa, y los de Lohfelden (Alemania). El camino de ascenso también contó con un animado acompañamiento musical y escenificaciones.

Sobrepasadas las entrepuertas, una vez en el interior del recinto fortificado, comenzó la celebración en sí, que permitió a los presentes, de Alcalá o de otros lugares, luchar contra el bochorno estival gracias a las temperaturas más agradables que existen en el lugar. Por suerte, a diferencia de la Noche en Blanco, el molesto aire de levante no estuvo presente. La celebración está distribuida en cuatro zonas, denominadas por la organización como Lonja —en la explanada contigua a la iglesia mayor abacial, donde se ofrecen comida y bebida—, Zoco —con puestos de venta de artículos variados y talleres—, Plaza Alta —en el área del mismo nombre, dedicada específicamente a los niños—, Barrio Militar —cerca de la alcazaba, con actuaciones y espectáculos— y Espacio de Trovadores —en el patio de armas del castillo—. En este último lugar se representa, cada velada, la obra teatral “El Cerco de Ben Zayde” con un elenco de alrededor de cincuenta actores aficionados que recrean la toma de la ciudad a mediados del siglo XIV por parte de las huestes del monarca castellano Alfonso XI.

La oferta de ocio es muy diversa, pues incluye juegos y talleres para los más pequeños —por ejemplo, un carrusel gratuito—, exhibiciones de cetrería, paseos de ocas y danzas orientales y de época. Especial mención merecen los montajes centrados en la fachada principal de la torre del homenaje, con danza vertical y un “videomapping” —proyección de imágenes al son de música—. Por otro lado, la programación incluye números de circo y acrobacias. Entre los montajes se hallan los titulados “El cubo”, “Meciendo al aire”, “Entre estrellas”, “Luz de luna” y “Bailando en el cielo”.

Con un presupuesto de 40.000 euros, al que hay que descontar la recaudación por la venta de entrada y las instalación de los puestos, la Fiesta Medieval es una iniciativa del Ayuntamiento enmarcada en el plan de dinamización de la Ruta de los Castillos y las Batallas de la Diputación de Jaén. Se trata de lograr una promoción del monumento con más visitas de todo el itinerario a lo largo del año. Para preservar este tesoro arquitectónico se establece un aforo limitado. Además, se facilita la accesibilidad mediante un servicio de autobús con salida junto a San Antón.