Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
16:56
h
URGENTE
  • MÚSICA. Miembros de las peñas participantes ofrecen una actuación en el escenario de la Estación de Madrid.
    MÚSICA. Miembros de las peñas participantes ofrecen una actuación en el escenario de la Estación de Madrid.

Noche llena de magia y arte flamenco para homenajear a los mineros. Esto fue lo que trajo, a grandes pinceladas, la octava edición del festival, que se consolida como una de las citas musicales con más relevancia en la ciudad. Un gran elenco de artistas se reunió en el recinto del antiguo edificio de la Estación de Madrid para dar un espectáculo sin igual. Las inmediaciones del lugar estaban hasta los topes para disfrutar del VIII Festival Flamenco Homenaje a los Mineros, que, en esta ocasión, vuelve a organizar la Peña Plomo y Plata, que agradece a la Concejalía de Turismo y a su responsable, Mabel Selfa, la disponibilidad de la nueva ubicación, ya que cabe destacar que, en ediciones anteriores, se celebraba en el entorno del paisaje minero de los alrededores.

No obstante, la Estación de Madrid sirvió para que las voces de los artistas deleitaran al público, que vibró con los sones flamencos. Como novedad principal de la edición, está la colaboración de otras tres peñas, la de Carmen Linares, Luquitas Marchena y La Taranta. Todas ellas participaron en la organización del festival, que también tuvo hueco para realizar un homenaje a una de las figuras más relevantes dentro del mundo del flamenco y la minería. En esta ocasión, el afortunado fue Francisco Martínez Millán. Un hombre que, según la Peña Plomo y Plata, es un gran valedor del flamenco en la ciudad.

Todos quedaron satisfechos y el balance de la cita musical es positivo. El público disfrutó de una noche de verano diferente en la Estación de Madrid, donde hasta tres peñas de la ciudad sumaron esfuerzos para mejorar un espectáculo que, desde hace tiempo, es seña de identidad del flamenco de linares y de su historia ligada a la minería.